Detectan presencia de Xylella fastidiosa en olivos de la variedad Arauco en Aimogasta (Argentina)

XYLEFA_23Por primera vez en Argentina, técnicos del INTA y Senasa detectaron la presencia de la bacteria Xylella fastidiosa en olivos de la variedad Arauco, ubicados en la zona de Aimogasta (La Rioja) y de Cruz del Eje (Córdoba).

De las 50 plantas analizadas, en casi el 50% se encontró la bacteria, la cual se propaga con facilidad a través de un insecto y provoca el desecamiento de los ejemplares.

Los insectos son polífagos y cambian de hospedante muy rápidamente, se alimentan de muchas especies lo que potencia la dispersión de esta bacteria. Los síntomas observados en las plantas fueron: decaimiento, coloración poco brillante de las hojas, defoliación parcial, muerte de ramas y quemado de la punta de las hojas (fenómeno conocido como “punta de flecha”, que es característico de la acción de esta bacteria, sola o actuando con otros patógenos.

La muestra analizada estuvo compuesta por ramas y hojas de 50 ejemplares que presentaban la sintomatología, extraídos de cultivos tradicionales de la zona de Aimogasta y de Cruz del Eje. En particular, se incidió en el peciolo y en la nervadura, ya que es  en los vasos xilemáticos de  estos órganos, donde el patógeno alcanza su mayor concentración. A diferencia de los vasos floemáticos  que trasportan los productos derivados de la fotosíntesis, los vasos xilématicos transportan el agua y los nutrientes y se encuentran en el tallo, el peciolo y las hojas.

La bacteria no afecta a otros tejidos, sino que se asienta en estos vasos, los tapona y eso produce el marchitamiento y el secado de los bordes de las hojas. Se trata además de una bacteria muy difícil de aislar, por lo que hay que apoyarse en pruebas serológicas y moleculares.

Argentina, con sus 102.000 hectáreas de olivos cultivados es el primer productor de Sudamérica, de aquí la importancia del descubrimiento.

La bacteria se detectó por primera vez en vides en Estados Unidos en 1890, por entonces un se  pensó que era un virus y no fue hasta 1976, gracias a la microscopía electrónica, que se descubrió que se trataba de una bacteria. En 1990 aparece en almendros de la Rioja entre otros cultivos argentinos.

En 2013 por primera vez saltó a Europa, causando importantes daños en Italia, donde se ha detectado la bacteria asociada a hongos.

Lee más información

Fuente: http://www.foodnewslatam.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s