Sigue aumentando la plantación de olivos en China, aunque parece que pretenden destinar los frutos únicamente a la producción de aceite.

China ya representa en la actualidad casi el 20% de la producción de aceite del mundo. Hace algunas décadas se viene cultivando el olivar en zonas como Gansu, Sichuan y Shaanxi. Los últimos datos confirman que existe actualmente un total de 136.000 hectáreas en China cubiertas, aproximadamente, por 39 millones de olivos, lo que supera a los plantados y en producción en toda la provincia de Córdoba, y  se augura una plantación olivarera que en pocos años alcanzará los 59 millones en plena producción, lo que igualará toda la superficie olivarera de la provincia de Jaén, la mayor región productora de aceite de oliva del mundo que por sí sola aporta en 20 por 100 de la producción mundial.
Desde el año 1962, se están cultivando variedades de olivo como Agouomanacolia, Koroneiki, Daphonella, Mastoidis, Uslu, Gemlik y recientemente Arbequina. El cultivo habitual es intensivo en terrazas con olivos de varios pies, y sin tutorar un total de entre 500 a 600 olivos por ha, con una envergadura de 2,5 x 3,00 x 2,5 metros y un rendimiento industrial oscilante entre 17 y 22 % dependiendo de la fecha en que tenga lugar la recolección (no adaptados para la mecanización), debido al escaso coste de la mano de obra.
Al parecer las regiones olivareras chinas tienen importantes ventajas competitivas al contar con agua abundante. Aunque la gran ventaja del olivar chino está en el bajo coste de la mano de obra, que se aproxima a 20 euros al mes por persona, una competencia imposible de vencer. Así las cosas se calcula que en 10 – 12 años China podría ostentar la hegemonía mundial en el mercado del aceite de oliva que ostenta España.
Este auge del aceite de oliva en China coincide con un momento crítico de la producción española que está viviendo una particularmente mala cosecha a consecuencia, sobre todo, de la sequía sufrida la pasada primavera de la que la mayor parte de los olivos no se ha recuperado.
Concretamente, organizaciones agrarias apuntan a un descenso de producción en más de un 80 por 100 respecto a la campaña anterior, lo que podría dejar el total en 500.000 toneladas. En cuestión de meses, el precio del kilo de aceite de oliva ha subido un 40 por 100 en origen.
A finales de diciembre con muchas almazaras que ya había acabado de molturar la aceituna, ya se advertía que nos encontraremos con un escenario con una gran escasez de aceite, sobre todo de virgen extra de calidad y también que no hay mucho movimiento en el mercado, quizás esperando precios más altos.
Para colmo, las perspectivas apuntan a una futura subida de precios por la baja producción (algunos piensan que podría llegar en unos meses a los 4 euros como sucedió a mitad de la década pasada). Si bien eso puede suponer al sector aceitero una compensación a la corta cosecha se teme que el mayor problema sea la dificultad de abastecer los mercados exteriores ‘conquistados’ en los últimos años. Las ventas en 2012 han superado las 872.000 toneladas, estableciendo un nuevo record, nada menos que en 52 por 100 del comercio mundial del aceite y manteniendo el liderazgo en China, Japón o Estados Unidos.
Con estas perspectivas es probable que haya que recurrir a importar aceite a granel de otros países, dando la vuelta a la situación que España ha vivido durante años y aún mantiene de vender a granel a Italia, país que lo envasaba, etiquetaba y comercializaba. Y previsiblemente en el futuro habrá que aceptar que el aceite de oliva español sea destronado en el mundo por el chino.
De momento, no parece que los chinos hayan demostrado gran interés por la elaboración de las aceitunas de mesa y las variedades plantadas que actualmente se encuentran en plena producción no son de las más apreciadas para su uso como aceitunas de mesa, si exceptuamos la variedad Gemlik turca de aceitunas negras naturales, pero quizás ya entre este producto también en sus planes de futuro.

Fuentes de la noticia: Revista Alcuza y Diario Elmundo

SIAL China 2012, se celebrá en en Shanghai a finales de la próxima semana. Pocas empresas españolas exportadoras de Aceitunas de mesa presentes en esta edición

Del 9 al 11 de mayo se celebrará en el SNIEC (Shanghai New International Expo Center) de Shanghai (China), una de las mayores ferias del mundo de las bebidas y la alimentación que tienen lugar en Asía, se trata de SIAL China 2012, una cita muy interesante y punto de referencia para las empresas alimentarias internacionales que quieren dar a conocer sus productos e introducirse en el mercado chino.
SIAL China, Salón Internacional de la Alimentación 2012, ofrece una superficie expositora de 73.200 metros cuadrados que albergarán más de 1.750 expositores que ofrecerán todo tipo de alimentos, productos gourmets, licores y bebidas, vinos, etc. España estará presente en la decimotercera edición de esta feria, la delegación española estará formada por 58 empresas que mostrarán al público asistente una selección de los mejores productos de nuestro país. Se ha incrementado el número de expositores, y se prevé que la afluencia de visitantes sea mucho mayor que en la pasada edición, estimándose en más de 40.000 profesionales, algo lógico teniendo en cuenta las grandes oportunidades de negocio que brinda el mercado chino.
La participación española en esta feria de carácter anual se ha incrementado en un 40% con respecto al año 2011, sin embargo, la presencia sigue siendo poco significativa, quizá tenga mucho que ver la crisis económica, dado que el gasto es elevado. Teniendo en cuenta el crecimiento de consumo del país asiático, y a pesar de las actuales adversidades, es casi obligado apostar por este mercado como canal de crecimiento.
Fechas celebración feria:
9-11 Mayo, 2012
Horario apertura feria:
9 y 10 de Mayo 2012:  9.00 am – 5.00 pm
11 de Mayo 2012 9.00 am – 3.00 pm

Visita la web SIAL China 2012

8th Oil China 2012, one of the most interesting events for next year

8th Oil China 2012 will be held in Beijing during 23rd – 25th of April, 2012. Oil China will play an important role in promoting higher end oil consumption, thus bring additional business opportunities for exhibitors.
More information

The consumption of olive oil in China is increasing sharply, with a rate of 60% each year. It´s suposed that arround 63.000 tonnes would be imported at the end of 2012.

 

Aceite de oliva y aceitunas en China

China hace años que cultiva aceitunas y se prevee lleguará a ser una potencia mundial en aceite de oliva
Mapa de China y provincias donde cultivan olivos
Es el más reciente de los productores incorporados al sector oleícola, pero no por ello deja de ser uno de los mayores o el mayor, si cabe, potencial productor mundial, llegando incluso a alcanzar a países considerados referentes del sector.
Desde el año 1962 y de forma experimental se cultivan en las provincias de Gansu, Sichuan y Shaanxi, variedades de olivo como Agouomanacolia, Coroneiki, Daphonella, Mastoidis, Uslu, Gemlik y recientemente Arbequina (cuya principal y común característica es la resistencia a las bajas temperaturas), contando en la actualidad con un total de 136.000 hectáreas cubiertas, aproximadamente, por 39 millones de olivos, más que en la provincia de Córdoba) así como, viveros suficientes, para en pocos años contar con un total de 54 millones en producción (igualando prácticamente a la provincia de Jaén).
Tales provincias a la vez que duplican, e incluso triplican, superficies como la española, cuentan con un marco incomparable en cuanto a clima, además, como consecuencia del deshielo de las montañas limitrofes, disponen de agua suficiente para que la totalidad de la producción incorpore regadío por goteo o por inundación, pues el cultivo habitual es intensivo en terrazas con olivos de varios pies, y sin tutorar (no adaptados para la mecanización), debido al escaso coste de la mano de obra, aproximadamente 20 euros (190 Yuan Renminbi chinos) por persona y mes.Por tanto, según las previsiones de dicho país, en un futuro inmediato no superior a 12 ó 16 años, podría ser el de mayor producción mundial de aceite de oliva, rompiendo así la hegemonía que ha mantenido España.
Presenta como único modo de cultivo, el intensivo, de regadío por inundación, con marqueo limitado a 4 X 4 ó 3,5 X 3,5 con un total de entre 500 a 600 olivos por ha, de dos o tres pies, no tutorados, con una envergadura de 2,5 X 3,00 X 2,5 metros y un rendimiento industrial oscilante entre 17 y 22 % dependiendo de la fecha en que tenga lugar la recolección y de las zonas en las que se lleve a cabo, no es excesivamente alto debido al elevado contenido de agua por el sistema de riego utilizado.