Un pardeamiento enzimático parece ser el responsable del los colores indeseables en algunos tipos de aceitunas de mesa

Eljas-20130424-00660Investigadores del Grupo de Química y Bioquímica de Pigmentos y del Grupo de Antimicrobianos Naturales, ambos del Instituto de la Grasa de Sevilla (CSIC), han demostrado la implicación de una enzima en el color pardo de las aceitunas de mesa verdes al natural en salmuera. Esta coloración las hace menos atractivas, por lo que la desactivación de esas moléculas evitaría la formación de los colores no deseados en el producto para hacerlo más apetecible para el consumidor. Sigue leyendo

Anuncios

Endulzado de aceitunas de mesa con ultrasonidos, sin hidróxido sódico y sin efectos secundarios

28ago2015El proceso de desamargado  de las aceituna es muy largo (endulzado natural), con el riesgo de alteraciones microbianas, pérdida de consistencia y cambios de color no deseados. El uso de ultrasonidos puede reducir el ciclo en un 40% Sigue leyendo

Una gran empresa española exportadora de Aceitunas de mesa patenta un método de relleno de aceitunas

rellenas pimientoEl grupo Agro Sevilla, gran productor, envasador y exportador mundial de aceituna de mesa, ha patentado un método de relleno de pasta de pimiento para aceitunas con “mejores características organolépticas”, que se traduce en “mas sabor” y que permite un ahorro de costes y la reducción  de vertido de líquidos contaminantes (salmueras de conservación de la cinta de pimiento con altos contenidos en cloruros en su composición). Sigue leyendo

En la Universidad de Jaén perfeccionan la metodología analítica utilizada para identificar contaminantes en aceitunas y aceites.

10012012018El grupo de investigación de Química Analítica de la Universidad de Jaén y vinculado al Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario (ceiA3) desarrolla y perfecciona la metodología que se utiliza para descubrir, identificar y cuantificar los contaminantes orgánicos que pueden pasar a formar parte de la composición de los alimentos. Para ello los científicos trabajan tanto en la mejora de la tecnología analítica como en la creación de bases de datos analíticas con los distintos tipos de componentes contaminantes que pueden hallarse en los alimentos de naturaleza agraria. Sigue leyendo

Sistema de gestión de agua y Mejor Técnica Disponible para el sector de la aceituna de mesa y encurtidos

Hay empresas en España que destacan por sus mejoras tecnológicas aplicadas tanto a la producción de aceitunas como a la gestión medioambiental de sus residuos y efluentes.
En la línea del avance progresivo hacia el vertido 0, se proponen las MTDs.
Las Mejores Técnicas Disponibles (MTDs) son aquellas tecnologías relevantes, viables técnica y económicamente, que han demostrado su eficacia en un sistema productivo industrial para generar pocos residuos, reducir el uso de materias primas y fomentar su recuperación, aumentar la eficacia del consumo de energía y reducir al mínimo el impacto ambiental, entre otros avances. Y la Comisión Europea las considera referentes y guías para los diferentes sectores industriales.
Los documentos que recogen estas MTDs en el ámbito europeo son los denominados documentos BREF. Actualmente hay 31 aprobados por la Comisión Europea.
Las MTDs marcan la referencia de la Administración a la hora de otorgar la Autorización Ambiental Integrada (AAI) en el marco de la Directiva de emisiones industriales (Directiva 210/75/UE).
Uno de los proyectos que permiten a las empresas avanzar en estos resultados ha sido Recisal, un proyecto de I+D+i que ha conseguido la reutilización del agua residual de las salmueras. Mediante el empleo de últimas tecnologías de evaporación y oxidación avanzada, se aprovecha el agua regenerada en el propio proceso productivo. El residuo sólido salino tiene un uso potencial como complemento alimenticio para alimentación animal.
 El desarrollo y aplicación del sistema de tratamiento a escala semi-industrial ha logrado que por cada 1000 litros de salmuera residual se aproveche más de 900 litros de agua destilada, el 91% del agua residual, para diversos usos, y 88 Kg de sal.
El proyecto ha permitido validar el sistema propuesto desde un punto de vista ambiental, técnico y económico, por lo que se aporta una solución viable a la gestión de las salmueras generadas por la industria agroalimentaria, en sectores como la aceituna de mesa.

Envases ecológicos a partir de aguas residuales procedentes de la insustria aceite de oliva

El Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) participa en el proyecto Oli-PHA, en el que se podrá producir un biopolímero a partir de microalgas que se generan en el proceso de elaboración del aceite de oliva.
Se generarán más de 30 millones de litros de aguas residuales cada año, donde crecerán las algas que producen el biopolímero, y que servirá como materia prima para envases biodegradables. El proceso contribuirá a resolver los problemas ambientales y la disminución de la dependencia del petróleo para producir embalaje.
En el marco de la investigación, el CICESE es responsable de la selección y modificación de cultivo de microalgas para la producción de biopolímeros, por lo tanto, hace uso de las aguas residuales generadas en la producción de aceite de oliva. El proyecto forma parte del Séptimo Programa Marco de la Unión Europea, en el que el CICESE es uno de los tres centros de investigación junto con 10 pymes en España, Hungría, Bélgica , Grecia, México, Argentina y Colombia.
“Este trabajo ayuda a la sostenibilidad de la industria de envases y embalajes plásticos de nuevas propiedades funcionales renovables, reciclables y biodegradables aumentará la vida útil de los alimentos.”
Para este proyecto de investigación del consorcio europeo Oli-PHA , la empresa italiana ARCHA desarrolló tratamientos físico-químicos y biológicos para darle nuevos usos a las aguas residuales es decir como fuente de productos químicos finos y polímeros biodegradables. Las bacterias heterótrofos y las cianobacterias fotosintéticas, que se alimentan de otros organismos, son capaces de crecer en concentraciones más altas de polifenoles, y de hecho reducen la materia orgánica en las aguas residuales, mientras acumulan polihidroxialcanoatos (PHA’s), sustancias con las cuales se producen los biopolímeros.
Cabe señalar que la extracción de PHA depende de factores cuyos efectos estudian los expertos del CICESE. Resultados experimentales demuestran la posibilidad de producir este compuesto en las aguas residuales que se desechan en la producción del aceite de oliva, sin necesitar nutrientes adicionales.
Este proceso promueve el uso de microalgas como solución al tratamiento de aguas residuales en el proceso del prensado de aceitunas y como base de biopolímero sostenible que podrá ser usado para el envasado de alimentos y productos cosméticos.

Fuente de la noticia: Infoagro

Nuevo sistema biotecnológico basado en la combinación de la acción de microalgas y bacterias que permitirá depurar efluentes procedentes de las almazaras.

El grupo empresarial granadino Biot, líder en biotecnología  industrial de los microorganismos  y más concretamente, una de sus empresas,  Microambiental S.L. , desarrolla productos y procesos para la descontaminación de suelos y aguas, además de procesos para la producción de nuevos biomateriales biodegradables.
Actualmente, está estudiando  un nuevo sistema biotecnológico basado en la acción de un conjunto de microalgas a través de fotobiorreactores que permite reciclar el agua procedente del lavado de las aceitunas.
El proyecto, denominado Algatec, está financiado por el VII Programa Marco para la Investigación y el Desarrollo de la Unión Europea y ha sido desarrollado en una primera fase junto a socios de España, Portugal, Grecia, Italia y Alemania, estando en la actualidad en los inicios de la segunda fase.

Foto: http://www.diariosur.es/
El sistema está enfocado en el tratamiento del agua vegetativa de las aceitunas, es decir, a efluentes líquidos obtenidos como residuales de  las industrias productoras del aceite de oliva, que hasta ahora optan por su acumulación en balsas de evaporación (se trata de un simple almacenamiento sin tratamiento).
La responsable de la Planta Piloto de Biot, con sede en el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud (PTS) explica como gracias a la colaboración de la Universidad de Granada y de Tuscia (Italia),  en el 2014 se habrá completado la segunda fase del proyecto, y entonces, se podrá comercializar el sistema.
El proceso se basa en un conjunto de fotobiorreactores con un sistema de tubos transparentes al paso de la luz, en los que están presentes las microalgas desarrolladas por Biot y en los que se inyecta el agua. La capacidad metabólica de las microalgas permite la captura del CO2 atmosférico y la biodegradación de las sustancias fenólicas altamente contaminantes que se encuentran  presentes en las aguas de lavado de las almazaras hasta su descontaminación.
El sistema se completa por aplicación de  tecnología de filtración en un conjunto de membranas diseñadas por el Centro de Investigación de Nagref, en Grecia, y el Technology Transfer Zentrum alemán.
Una planta piloto se instalará en una cooperativa de Puente Genil, y la  otra en Peza Unión de la isla de Creta, en Grecia,
La empresa malagueña Bioazul se encarga de coordinar el proyecto Algatec, financiado por la Unión Europea en algo más de un millón de euros y se basa en un proceso patentado por el socio portugués Valorsabio que ya ha aplicado el prototipo a la depuración de aguas residuales domésticas (rector fotosintético).
De esta forma, el sistema no sólo permite recuperar el agua contaminada y reducir el consumo de agua potable en un 90%, sino también la eliminación de las balsas de aguas residuales procedentes de la producción de aceite de oliva.
Fuente de la noticia: Olimerca y Diario Sur

Proyecto de producción de biogás a partir de alpeorujos

En un comunicado, Azti-Tecnalia ha explicado que el proyecto ‘Value’ está coordinado por CTIC-CITA en el marco del programa europeo Interreg IV SUDOE (fondos FEDER).
El centro de investigación marina y alimentaria Azti-Tecnalia participa en la investigación europea ‘Value’ sobre la producción de biogás a partir de alperujos, y en la extracción de fibra y polifenoles de varios vegetales.
Imagen: cienciaysalud.laverdad.es/

Los resultados de la investigación se han dado a conocer en la jornada “Energía, agromateriales y nuevos alimentos a partir de subproductos vegetales, avances para la Bioeconomía”, celebrada recientemente en el Centro de la Innovación y Tecnología Alimentaria de La Rioja, en Calahorra.

Además, ha indicado que las experiencias piloto expuestas durante la sesión mostraron cómo de los subproductos vegetales (restos de frutas y hortalizas que la industria desecha) se puede obtener fibra alimentaria que luego se incorpora a otros alimentos, pectinas para alimentación o polifenoles que sirven como antioxidantes para otros alimentos y para productos cosméticos.
Como ejemplos, se citó el cardo, del que se puede obtener fibra, y la pulpa de las ciruelas, de la que se pueden extraer pectinas. Otros casos tratados en el encuentro fueron la obtención de bioetanol a partir de residuos de mermelada o con los alperujos procedentes de las almazaras bioetanol.
Del proceso de producción de aceite pueden resultar igualmente aprovechables los huesos triturados de las aceitunas, con los que pueden fabricarse agromateriales para construcción, entre otros productos.
Azti-Tecnalia se ha encargado de la investigación del proyecto ‘Value’ sobre la producción de biogás a partir de alperujos, así como de la extracción de fibra y polifenoles de varios vegetales.
Junto con este centro participan en la iniciativa europea coordinada por CTIC-CITA, la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), la Fundación CENER-CIEMAT, ASS pour l’ Environnement el la Securité en Aquitaine (APESA), el Centre d’Application et de Transfert des Agroressources (CRT CATAR-CRITT) y el Centro para a Valorizacio de Residuos (CVR).
El proyecto ‘Value’, centrado en los países del sudoeste de Europa, SUDOE (Francia, Portugal y España) y con un presupuesto de 1,2 millones de euros, continuará hasta finales de marzo con la fase de estudio de la viabilidad económica de las experiencias de revalorización que ya han demostrado viabilidad técnica.

Fuente de la noticia

Lee más

Últimas Tecnologías en prueba para la detección de cuerpos extraños y defectos en la industria alimentaria (Seguridad Alimentaria)

Muchas de las inversiones en I+D del sector alimentario van encaminadas a garantizar la calidad y seguridad de los productos que se disponen en el lineal del supermercado y se consumen diariamente. Un claro ejemplo son las tecnologías desarrolladas para detectar cuerpos extraños antes de que lleguen a los consumidores.

Espectro electromagnetico (publicado Google)

Así, las empresas de la industria alimentaria disponen de tecnologías capaces de detectar la presencia de cuerpos extraños derivados de los procesos de producción. Su empleo evitaría que trocitos de metal, vidrío, plástico, etc. quedasen dentro de los envases del producto, garantizando la seguridad y manteniendo la confianza del consumidor.

Entre estas tecnologías se encuentra la visión hiperespectral, que presenta ciertas ventajas respecto a las demás. Destacamos las siguientes características:

  • Técnica no destructiva y no invasiva
  • Rápida y fiable – minimiza el riesgo asociado al factor humano
  • Capacidad de ser incluida en la línea de producción (in-line) o en paralelo (off-line
  • Adaptable – es posible adaptar la tecnología a cualquier producto.
La técnica se basa en la división de las imágenes en bandas que se encuentran fuera del espectro visible y el desarrollo de los sensores y detectores adecuados que puedan procesar la enorme información y canalizarla al objetivo deseado.
Durante los últimos años las técnicas de imagen hiperespectral se han explorado en el ámbito de la inspección de productos agroalimentarios, examinando su potencial como herramienta de inspección (detección de contaminantes, identificación de defectos, estimación de la composición analítica, determinación de atributos de calidad…). La visión hiperespectral genera mapas espaciales de la variación espectral de la muestra conocidos como datacubos o hipercubos, ya que se obtienen bases de datos tridimensionales que contienen las dos dimensiones espaciales y la dimensión espectral, esto es, un espectro para cada píxel.
Una empresa sueca pionera en el análisis de imágenes espectrales, ha desarrollado un sistema de visión hiperespectral que revolucionará la industria alimentaria. La tecnología es capaz de mostrar la composición química, materias primas con calidades inferiores a las requeridas o contaminantes, como trozos de plástico. Además, es capaz de identificar los defectos en productos, lo que posibilita la eliminación de los mismos y la resolución de los problemas que den lugar a esos defectos.
La tecnología muestra los resultados en tiempo real lo que supone un ahorro en términos económicos y en tiempo. Se caracteriza por ser adaptable, es posible configurarla para un amplio rango de productos, y compatible con otras tecnologías.
Una prueba de la alta resolución de esta técnica en experimentación de la imagen hiperespectral, el Servicio de Investigaciones Agrícolas de Estados Unidos ha desarrollado una tecnología capaz de detectar un patógeno intestinal como la Salmonella en menos de 24h.En España, un investigador, ha desarrollado la técnica para detectar enfermedades ocultas en las patatas.

I+D a base de subproductos de las aceitunas: Elaboran pantallas acústicas con huesos calcinados en su composición.

Se trata de la fabricación de pantallas acústicas preparadas a base de huesos de aceitunas enteros y calcinados con un comportamiento óptimo en los ensayos realizados tanto a nivel acústico  como a su resistencia física-mecánica.
 
Los  huesos enteros previamente calcinados se mezclan con el principal componente (grava, arena..) y su  composición se optimiza en función de la absorción acústica que se pretenda conseguir consiguiéndose un amplio catálogo de absorción de ruidos (productos personalizados) según las distintas bandas de frecuencias de los mismos.
El resultado que representa esta  innovación supone una nueva aplicación para un subproducto de las industrias de aceitunas de mesa, (que han de eliminar los huesos para la mayoría de las preparaciones comerciales: Aceitunas deshuesadas, rodajas, rellenas, gajos, mitades….).
 
El proyecto se ha desarrollado a la colaboración de la Universidad Politécnica de Valencia junto con la empresa Precón S.A. Noticia completa + video.
 
Los huesos de aceitunas tienen varias aplicaciones industriales ya muy conocidas y puestas en práctica. Entre las más expendidas:
  • Obtención de aceite (de oliva), de la semilla que contiene el hueso en su interior.
  • Posteriormente enriquecidos como alimento para aves.
  • Por su alta porosidad se utiliza como materia prima en la preparación de carbones activos.
  • Por su buena capacidad calorífica, como biomasa o biocombustible en calderas.
  • En aplicaciones para la construcción.