Un pardeamiento enzimático parece ser el responsable del los colores indeseables en algunos tipos de aceitunas de mesa

Eljas-20130424-00660Investigadores del Grupo de Química y Bioquímica de Pigmentos y del Grupo de Antimicrobianos Naturales, ambos del Instituto de la Grasa de Sevilla (CSIC), han demostrado la implicación de una enzima en el color pardo de las aceitunas de mesa verdes al natural en salmuera. Esta coloración las hace menos atractivas, por lo que la desactivación de esas moléculas evitaría la formación de los colores no deseados en el producto para hacerlo más apetecible para el consumidor. Sigue leyendo

Endulzado de aceitunas de mesa con ultrasonidos, sin hidróxido sódico y sin efectos secundarios

28ago2015El proceso de desamargado  de las aceituna es muy largo (endulzado natural), con el riesgo de alteraciones microbianas, pérdida de consistencia y cambios de color no deseados. El uso de ultrasonidos puede reducir el ciclo en un 40% Sigue leyendo

Aumentan el rendimiento de obtención de bioetanol por fermentación de restos de poda de olivos por E. coli

EcoliEl grupo de investigación Ingeniería Química y Ambiental de la Universidad de Jaén (España), ha conseguido aumentar en un 30 por ciento la producción del etanol obtenido a partir de restos de poda del olivo. El incremento se debe a la participación en el proceso de la bacteria E. coli que, mediante la fermentación, es capaz de convertir en este biocombustible todos los azúcares contenidos en los residuos agrícolas. Con estos resultados, los investigadores han dado un paso más en la mejora de aquellos procedimientos que buscan sustituir la gasolina por un producto sostenible derivado de materias primas renovables. Sigue leyendo

Una gran empresa española exportadora de Aceitunas de mesa patenta un método de relleno de aceitunas

rellenas pimientoEl grupo Agro Sevilla, gran productor, envasador y exportador mundial de aceituna de mesa, ha patentado un método de relleno de pasta de pimiento para aceitunas con “mejores características organolépticas”, que se traduce en “mas sabor” y que permite un ahorro de costes y la reducción  de vertido de líquidos contaminantes (salmueras de conservación de la cinta de pimiento con altos contenidos en cloruros en su composición). Sigue leyendo

En la Universidad de Jaén perfeccionan la metodología analítica utilizada para identificar contaminantes en aceitunas y aceites.

10012012018El grupo de investigación de Química Analítica de la Universidad de Jaén y vinculado al Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario (ceiA3) desarrolla y perfecciona la metodología que se utiliza para descubrir, identificar y cuantificar los contaminantes orgánicos que pueden pasar a formar parte de la composición de los alimentos. Para ello los científicos trabajan tanto en la mejora de la tecnología analítica como en la creación de bases de datos analíticas con los distintos tipos de componentes contaminantes que pueden hallarse en los alimentos de naturaleza agraria. Sigue leyendo

Olea Ferruginea Royle, una oleácea productora de aceite que crece en el norte de Pakistán, India y Afganistán

583366

Olea Ferruginea (www.plantphoto.cn/)

La Olea Ferruginea Royle, es una planta de la familia de las oleáceas llamada también aceituna india, crece a gran altitud  al noroeste del Himalaya, incluyendo Pakistan y Afganistam. Sigue leyendo

Mejora en la calidad de los suelos de las plantaciones de olivos andaluces por aplicación de alpeorujo tratado como abono.

Investigadores del Instituto Andaluz de Investigación yFormación Agraria, Pesquera, Agroalimentaria y de la Producción Ecológica (IFAPA) en Mengíbar (Jaén) han demostrado cómo la utilización de fertilizantes orgánicos compuestos por alperujo, restos de la aceituna molturada al extraer el aceite de oliva virgen, mejora la calidad del suelo del olivar y la producción de aceite por hectárea. 
 
En concreto, han elaborado cuatro mezclas de compost formadas principalmente por este subproducto, que alternan con distintas proporciones de estiércol de oveja o caballo y restos de poda, ya que la aplicación directa del alperujo sobre el olivar supondría cambios en suelo que no resultan beneficiosos para los cultivos. De este modo, los científicos presentan una alternativa para el aprovechamiento y reciclaje de los subproductos de la industria del aceite de oliva virgen.
 
 
En el artículo “Application of compost of two-phase olive mil waste in olive grove: Effects on soil, olive fruit and olive oil quality’ publicado en la revista Waste Management”,  los científicos han desarrollado un método para la elaboración de un fertilizante orgánico adecuado para el suelo agrícola utilizando principalmente alperujo. Asimismo, han analizado los efectos de su aplicación en una plantación de olivar tradicional de la variedad picual.
 
Tras aplicar el compost formulado, se han controlado las características del suelo y el estado nutricional de los olivos para asegurarnos de que no faltara ningún aporte que mermara la salud del árbol. Después de varias cosechas, se ha analizado su efecto en los frutos.
Los resultados muestran una mejora en los suelos en los que se utilizó el fertilizante orgánico presentando mayor calidad de nutrientes necesarios para el olivar (nitrógeno, fósforo, potasio y materia orgánica) que la superficie agrícola abonada tradicionalmente con fertilizantes químicos, según detallan los científicos. “En concreto, la cantidad de nitrógeno ha aumentado en un 79% y los niveles de potasio un 60% respecto a suelos no tratados con el nuevo compost”.
Asimismo, la investigación demuestra el crecimiento del tamaño de los frutos al aumentar la pulpa de los mismos, y consecuentemente  repercute en un incremento de hasta el 8% en la producción de aceite de oliva virgen por hectárea en aquellos árboles a los que se les ha aplicado la mezcla de compost  a base de alperujo.
 
Según indican los expertos, el estudio aporta una solución económica para la gestión de los cuatro millones de toneladas de residuos sólidos generados cada año por la extracción de aceite de oliva virgen en las almazaras españolas, ya que no se pueden emplear directamente sobre el suelo agrícola como fertilizante porque provoca la acidificación de los terrenos, entre otras causas. De este modo, el aporte excesivo de alperujo fresco en el olivar provocaría un bloqueo de nutrientes y que los olivos se sequen, por lo que se ha investigado cómo estabilizarlo y enriquecerlo con otras materias para su aprovechamiento.
 
Para comprobar el efecto del compost en la calidad de la aceituna, los investigadores tuvieron que esperar los resultados de seis años de cosecha y de abono del olivar. Estas características temporales hacen que se trate de un estudio pionero en Andalucía, según aseguran los expertos. En los análisis, recogieron cinco kilos de aceituna de cada ensayo durante el momento óptimo de maduración del  fruto.  A continuación, “de cada muestra, se escogieron cincuenta frutos, que fueron utilizados para calcular el peso medio y rendimiento de la aceituna. Después se prepararon para poder realizar su caracterización.
 
Así, los investigadores verificaron cómo además de la cantidad de aceite, las propiedades de la aceituna y la salud del árbol se mantenían respecto a las cosechas obtenidas antes de utilizar compost de alperujo. “Aunque este método de abono supone múltiples ventajas, el último paso para su aplicación en los campos andaluces viene de la mano de los agricultores.
 
Desde hace años  ha saltado la alarma por la disminución de los nutrientes en el suelo agrícola, lo que ha desencadenado numerosos estudios que se han centrado en alternativas sostenibles, frente al empleo de fertilizantes inorgánicos y de herbicidas, según los expertos. 
 
Asimismo, el aporte excesivo de abonos inorgánicos en el olivar ha provocado un desequilibrio en el contenido de nitrógeno, fósforo y potasio en suelos. “Esta composición provoca un exceso de nitratos continuado que pueden calar hasta las aguas subterráneas, provocando la contaminación de acuíferos”.
 
Los resultados de este estudio son fruto del proyecto titulado ‘La revalorización y gestión de subproductos de la industria del aceite de oliva virgen’, financiado por proyectos de las convocatorias del Plan Nacional y del Instituto Nacional de Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), en el que ha participado el departamento Conservación de Suelos y Agua y Manejo de Residuos Orgánicos del Centro de Investigaciones Científicas (CSIC) de Murcia.
 
Fuente: http://fundaciondescubre.es/blog/ y http://www.iagua.es/

Investigaciones sobre los precursores en la formación de Acrilamida en aceitunas tipo negras (Esterilizadas)

La Acrilamida, es una sustancia que en animales de laboratorio se ha demostrado cancerígena, aunque en humanos aún no están demostrado fehacientemente sus efectos.
 
La presencia de Acrilamida en algunos alimentos tratados térmicamente supone un problema de seguridad alimentaria debido a que tal compuesto es un neurotóxico y posible cancerígeno en humanos, por lo que es importante eliminarlo o mantener su nivel lo más bajo posible. Entre los productos alimenticios con mayor contenido de acrilamida por porción se encuentran las patatas fritas, los cereales de desayuno y las aceitunas tipo negras oxidadas negras * (FDA encontró muestras  con un contenido de acrilamida de 424 microgramos por kilo). 
 
* Estas últimas  son de enorme importancia socio económica para España, que destina más del 40% del total de sus exportaciones de aceitunas a este tipo de elaboración.
 
Parece que en principio, la formación de acrilamida ocurre “de forma natural”, cuando la temperatura de tratamiento de los alimentos alcanza y supera los 120ºC, por reacciones complejas relacionadas  con múltiples mecanismos, como el de Maillard, el de Michael etc.
 
Existen todavía muchas dudas acerca del impacto de la acrilamida en la salud pública. Hace falta mucha más información para afirmar que el consumo de ciertos alimentos “ ricos” en acrilamida puedan aumentar el riesgo de padecer cáncer. La OMS, la FAO y otras organizaciones piden a los fabricantes de estos productos disminuir en lo posible los niveles de este tóxico en su composición como medida preventiva.
 
En el CSIC, desde hace algunos años se está investigando sobre la formación de este principio tóxico que en aceitunas negras  parece que no transcurre a través de la reacción típica de Maillard entre el aminoácido libre asparagina y un azúcar reductor y que algunos péptidos del fruto podrían estar involucrados en el mecanismo de formación de acrilamida.
 
Algunos investigadores ya  han comenzado a buscar alternativas que lógicamente, no impliquen una reducción de la temperatura de Esterilización, que ponga en riesgo la Seguridad Alimentaria por insuficiencia del tratamiento térmico. (Hay que recordar que ls aceitunas negras sufren uno de los tratamientos térmicos más intensos para garantizar la esterilidad comercial, exigiéndose un Fo>15 min-1, que se consigue sometiendo al producto a temperaturas > 121ºC )
 

El Ministerio de Sanidad de España, dedica en su web a los contaminantes que suponen riesgo químico en la cadena alimentaria, esta información sobre la acrilamida

Lee esta Información del CSIC y del FDA


“ Sikitita” (Chiquitita), una nueva variedad obtenida por los investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO).

Más de medio millar de variedades de olivo catalogadas y documentadas de las 1.200 que existen en el mundo. Ese es el patrimonio del Banco de Germoplasma Mundial del Olivo creado en 1977 y en el que trabajan desde entonces la Universidad de Córdoba y el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica, coordinador y miembro del Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3. Un Banco que pretende contribuir a la conservación de la biodiversidad del olivar y poner a disposición de los olivareros todos los recursos genéticos necesarios para abordar los grandes retos del sector: sanidad, mecanización y adaptación al cambio climático, y del Consejo Oleícola Internacional (COI), según se afirmó en la inauguración de las jornadas técnicas sobre el Banco de Germoplasma del Olivo.

Foto: A través de Internet: http://www.alphagalileo.org/

El convenio entre las organizaciones implicadas, que estará en vigor durante cuatro años, supone la continuación del trabajo desarrollado por el Banco de Germoplasma para la caracterización, conservación, identificación, documentación, difusión de material auténtico y sano y la evaluación agronómica y oleotécnica de los recursos genéticos del olivo, actividades que poseen un valor incalculable para el sector del olivar.

 
A través de esta iniciativa se da un paso significativo hacia la consolidación de este Banco como referente internacional de los recursos genéticos del olivo.
 
Durante la segunda parte de las jornadas, “se dio a conocer a los viveros la posibilidad de cultivar plantas certificadas, de más calidad, que garantizan que el plantón está sano y es auténtico”. En comunidades como Cataluña “los viveros que plantan olivo lo hacen con plantas certificadas”, sin embargo, los viveros  andaluces “aún no se han animado pero hay que empujarles un poquito para que produzcan la planta con mayor calidad”.
 
España, y en concreto Andalucía, lidera la producción de aceite de oliva y de aceituna de mesa. Por este motivo,  a España, como país el primer productor mundial le interesa tener todas las variedades del olivo para estudiarlas.
 
En España se cultivan 250 variedades aproximadamente de las 1.200 existentes en el mundo. “Actualmente, en el Banco de Germoplasma del Olivo hay más de 500, procedentes de España y de otros países, pero se quieren  introducir las demás variedades que no están catalogadas y que existen en otros países olivareros ; esta es la razón por la que  se busca con un acuerdo con el Consejo Oleícola International (COI), para intercambiar variedades”.
El Banco de Germoplasma Mundial del Olivo cuenta con un programa de mejora de olivo, en el que se cruzan distintos tipos y, tras un proceso largo de selección, surgen variedades nuevas, como una de las últimas logradas por el equipo científico y que han bautizado como Chiquitita. “Se trata de una de las variedades del futuro porque se adapta muy bien al sistema de recolección con cosechadora, lo que disminuye enormemente los gastos de recolección y produce aceite de la mejor calidad.
 
Con respecto a los múltiples proyectos de investigación que hay puestos en marcha, se destaca que “el olivar tiene un problema muy grave que es un hongo de suelo que mata al olivo, el Verticillium, y da la casualidad que las tres variedades más importantes de España (Hojiblanca, Picual y Cornicabra) son sensibles a esta enfermedad”. Por eso, se está trabajando para obtener nuevas variedades que sean resistentes a la enfermedad. Se trata de un proyecto que está financiado por la Interprofesional del Aceite de Oliva Español.