Breve reseña sobre el pasado y el presente del cultivo de aceitunas en Sudáfrica

En relación con Europa y el Mediterráneo, la historia de la olivicultura en Sudáfrica muy joven. Jan van Riebeeck plantó los primeros dos olivos cultivadas en el Cabo en su granja en 1661. Sin embargo, el fruto del olivo no fue aprovechado durante otros 200 años.En 1907 un agricultor de Paarl recibió una medalla de oro al “mejor aceite de oliva producido en el Imperio Británico” en el Salón de Londres. La industria de la aceituna luego comenzó a desarrollarse bajo las instrucciones del inmigrante italiano, Ferdinando Costa, que imporó y propagó  olivos de distintos  cultivares.

Desde entonces, el crecimiento ha sido exponencial y hoy hay en Sudáfrica más de 300 olivareros y productores  de aceites de oliva de Sudáfrica que son  comparados  muy favorablemente con los mejores del mundo como lo demuestran numerosos premios internacionales recibidos.

En contraste con países tradicionalmente consumidores de aceite de oliva, donde el consumo per cápita de aceite de oliva oscila entre 12 – 24 L, el promedio de Sudáfrica es de 80 ml ​​(0,08 L) . Esto pone de relieve la enorme oportunidad de crecimiento y expansión en este país. El consumo total de Sudáfrica es de + -3,5 millones de litros, de los cuales la producción local es actualmente inferior al 20%.

En cuanto a las variedades que se cultivan en Sudáfrica  para Aceitunas de mesa tenemos las siguientes:

Arauco: Variedad autóctona Argentina aunque es de origen español. Un árbol muy resistente que puede soportar altas temperaturas y condiciones de sequía. Es especialmente tolerante a suelos salinos, pero sensible a bajas temperaturas. Las aceitunas reaccionan muy bien procesada tanto en verde como en negro con aspecto muy similar a Kalamata.

Barouni: originaria de Túnez, aunque se ha plantado poco en Sudáfrica. Tiene un contenido de aceite muy bajo. Procesado en estilo español, estas aceitunas presentan un aspecto magnífico, sin embargo no son apropiadas para su procesado como negras naturales.

Bella de España: También conocida como Gordal Sevillana o Sevillano, se encuentra principalmente en la provincia de Sevilla, en España, y se ha plantado ampliamente en los EE.UU,  en Sudáfrica,  la aceituna es muy demandada sobre todo por su tamaño. Es muy delicada de prceso y hay que poner atención por su rápida pérdida de textura.

Cerignola: Frutos excepcionalmente grandes, de ahí su demanda, su forma es elipsoidal con una punta pronunciada en la parte inferior de la oliva – de ahí el nombre dado a esta variedad en Australia. Se procesa al estilo español como  aceituna verde. Cuando está totalmente madura adquiere un color marrón.

Gordal: Esta variedad que es originaria en España, tampoco se ha plantado extensamente en Sudáfrica, con ellas se preparan unas maravillosas aceitunas verdes estilo español.

Kalamata: Este nombre ha sido adoptado por la variedad Kalamon griega que se cultiva principalmente en el sur del Peloponeso en Grecia. Es la segunda variedad mas cultivada en Grecia (después de la variedad Conservolea) y constituye un punto de referencia como aceituna negra natural.. La demanda de esta variedad está creciendo internacionalmente. Las aceitunas se cosechan cuando están maduros, se procesan ​​de forma natural en salmuera y la carne mantiene su textura firme característica.

Manzanilla: Es una de las más ampliamente cultivadas en España y además también lo es en Sudárica. Se considera la variedad por excelencia para la preparación de aceitunas verdes, y aunque con la madurez, se ablandan los frutos, sin embargo la gama de coloración desde el rosa al vileta, junto con su carnosidad, hacen que sea muy apreciada también como negra natural.

Misión: Es la variedad de olivo más antiguo establecido en California, introducido desde Méjico. Ampliamente cultivada en Sudáfrica a menudo como un olivo de doble propósito. A pesar de que madura muy tarde, el fruto se mantiene firme en su madurez y es ideal para el procesamiento en negro. Muy aceptable su producto como aceitunas negras naturales.
Ascolana: Esta variedad no se cultiva mucho en Sudáfrica por sus necesidades de suelos y riego. Sus frutos también se procesan como aceitunas verdes estilo español.

Entre las variedades aceiteras se pueden citar:

Koroneiki, Barnea, Coratina, Frantoio, Leccino, Arbequina y Hojiblanca(las habituales)

Anuncios

Les principales variétés d’olive de table en Tunisie

La Tunisie dispose d’un patrimoine assez riche en variétés d’olive de table. La variété Meski est la plus importante avec 62% des plantations, suivie de la picholine (11%) et la Besbessi (6%). Parmi les autres variétés, l’on cite la Beldi et la Sahli.
MESKI
C’est la variété d’olive de table la plus cultivée en Tunisie et la plus prisée en conserverie. Les fruits sont légèrement allongés et de couleur virant vers le jaune pâle avec un aspect extérieur attirant. Le fruit est charnu avec un taux d’amertume faible, s’apprêtant facilement au traitement en conserverie grâce à son noyau détachable et son calibre (4,5 gr en moyenne). c’est une variété qui s’accomode à différents modes de préparation: naturelle ou confite, cassée, noire naturelle ou noircie par oxydation.

PICHOLINEVariété d’origine française, introduite depuis l’époque coloniale en Tunisie. C’est une variété à double fin (olive de table et extraction d’huile avec un rendement d’huile variant de16 à 18%). Elle se caractérise par la forme allongée de ses fruits et par son petit noyau. Elle est charnue et a un bon goût et s’adapte parfaitement à la conservation, particulièrement en olives vertes. Ses fruits sont relativement petits . Le poids moyen du fruit est de l’ordre de 3,7 grammes.
BESBESSI
Cette variété se rencontre dans les régions de Zaghouan, Mornag, Tébourba et dans quelques oliveraies de Kairouan et du Cap Bon. Elle est réputée en tant que variété pollinisatrice de la variété MESKI.
Le fruit est assez gros, et peut atteindre les 10 grammes. Sa pulpe est assez épaisse avec un noyau assez gros et adhérent.
MARSALINE
C’est une variété locale qui ressemble à la variété MESKI, avec une forme plus arrondie et une pulpe mouchetée.
Le fruit peut peser jusqu’à 7 grammes, avec un noyau peu adhérent et se prête bien au dénoyautage et à la farce. A maturité, les fruits sont de couleur violette.
BAROUNI
Cette variété est localisée dans les régions de Grombalia et Tébourba et quelques oliveraies du Sahel. Le fruit est très gros et peut dépasser les 13 grammes avec un noyau gros, rugueux et à sillons nombreux et profonds. Sa chair est d’un goût fin.

Source: http://www.gica.ind.tn/fr/prd04_1.html