Participación española en un Proyecto europeo sobre transferencia de tecnología a las pymes de alimentos tradicionales

El Centro Tecnológico del Olivar y del Aceite (Citoliva), con sede en (Jaén), representará al sector del aceite de oliva y la aceituna de mesa en el proyecto europeo ‘Trafoon’ –‘Traditional Food Network to improve the transfer of knowledge for innovation’–, que, liderado por la Universidad de Hohenheim, busca ofrecer “soluciones innovadoras para una mejor protección y conservación de los alimentos tradicionales en Europa a través de la innovación”.
Se trata de un plan aprobado en la última convocatoria del Programa ‘KBBE’ del séptimo Programa Marco, y tiene como objetivo “apoyar el trabajo de los pequeños y medianos productores de estos productos y mejorar su competitividad, garantizando la calidad del producto que llega al consumidor”. Para ello, una red compuesta por 30 instituciones europeas de investigación, agencias de transferencia de tecnología y asociaciones de pymes que cubren la cadena de valor de los cuatro grupos de alimentos tradicionales  como: cereales, pescado, verduras, frutas etc.
Detectará y recogerá las necesidades de estas pequeñas y medianas empresas y transferirá el conocimiento necesario para mejorar la producción y comercialización de estos productos tradicionales y hacerlos más competitivos a los productores”.
En concreto, ‘Trafoon’ realizará esta transferencia de conocimiento en materia de innovación en productos y procesos, derechos de propiedad intelectual, legislación alimentaria europea, uso de etiquetas, gestión de calidad, marketing, seguridad y desempeño ambiental “sin perder la esencia de autenticidad de los alimentos tradicionales”.
Las soluciones tecnológicas, “legales o de otro tipo, que sean de interés”, serán transferidas a través de talleres de capacitación, donde se utilizarán mediadores “formados específicamente para comunicar estas soluciones”. Asimismo, se creará para el acceso público “y con el objeto de llegar al mayor número de pymes”, un portal de información que contenga estas soluciones e innovaciones.
Para recoger toda la información generada se creará una Agenda Estratégica de Investigación e Innovación para los alimentos tradicionales que será tenida en cuenta a la hora de definir las nuevas políticas agroalimentarias, y, asimismo, se establecerá “una red de transferencia de conocimiento europea centrada en los sectores de alimentos mencionados, vinculando a investigadores, mediadores, asociaciones de pymes y pymes individuales”.
El sector de la aceituna de mesa y el aceite de oliva estarán representados en este proyecto a través del trabajo desarrollado por Citoliva, la Agencia Andaluza del Conocimiento y el Ifapa, algunos de los socios españoles, de manera que “se mejorará la competitividad del pequeño productor y la satisfacción del consumidor de estos productos”.
 
El proyecto ‘Trafoon’ que  fue presentado de forma oficial el pasado 26 de noviembre en Alemania,  prevé su finalización para octubre de 2016, según informa Citoliva, que detalla que su ejecución supondrá una inversión de más de 4,5 millones de euros, de los que “casi cuatro millones serán financiados por la UE”. Además de la citada representación española, cuenta con la participación de entidades procedentes de Austria, Bélgica, República Checa, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Serbia, Eslovenia y Suiza.
Con la participación en este tipo de proyectos europeos, Citoliva pretende “avanzar progresivamente en la cuota de presencia en el ámbito internacional”, un escenario que, según se destaca desde este centro tecnológico, tendrá en el ‘Programa Horizon 2020’ “el mayor instrumento para la financiación de la I+D+i europea, con un presupuesto de 70.000 millones de euros entre 2014 y 2020”.
Anuncios

El Banco de Germoplasma Mundial del Olivo en Córdoba, acumulará y gestionará la lista más amplia de material genético del olivo

El pasado agosto, la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente,  la Universidad de Córdoba y el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica Ifapa), un convenio de colaboración para el desarrollo conjunto del Banco Mundial de Germoplasma del Olivo.
La Junta de Andalucía promueve así el uso eficiente de recursos en la investigación e innovación para la mejora del sector del olivar, respondiendo a la estrategia política de colaboración, complementariedad y aprovechamiento eficaz de los recursos de la administración.
Este convenio, que estará en vigor durante cuatro años, supone la continuación del trabajo desarrollado por el Banco de Germoplasma para la caracterización, conservación, identificación, documentación, difusión de material auténtico y sano y la evaluación agronómica y oleotécnica de los recursos genéticos del olivo, actividades que poseen un valor incalculable para el sector del olivar. A través de esta iniciativa se da un paso significativo hacia la consolidación de este Banco como referente internacional de los recursos genéticos del olivo.
El Banco de Germoplasma Mundial de Olivo se creó hace 30 años gracias a investigadores de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y del Instituto predecesor del IFAPA, entonces CRIDA-10 del INIA (Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria), con apoyo del COI (Consejo Oleícola Internacional). Desde entonces, ha ido creciendo y evolucionando y actualmente recoge el mayor patrimonio genético de variedades de olivo que existe en el mundo. Su objetivo fundamental es salvaguardar el patrimonio genético olivarero obtenido durante siglos de cultivo y expansión por el mundo que, en muchos casos, tiene tendencia a desaparecer debido a la sustitución de las variedades tradicionales por otras producidas mediante selección y mejora genética.
Actualmente mantiene en colección un total de 880 entradas procedentes de 23 países (Albania, Argelia, Argentina, Croacia, Chipre, Chile, Egipto, Francia, Grecia, Irán, Israel, Italia, Jordania, Líbano, Marruecos, México, Portugal, Siria, Túnez, Turquía, Uruguay, Estados Unidos y, por supuesto, España).
Esta diversidad permite estudiar, conocer y aprovechar la variabilidad genética existente en los programas de mejora, destinados a la obtención de las futuras y necesarias variedades de olivo.
Esta semana, las mismas tres entidades colaboradoras, han constituido una comisión mixta de seguimiento para el desarrollo conjunto del Banco de Germoplasma Mundial del Olivo (BGMO), en cumplimiento del convenio de colaboración suscrito entre ellas.
En su primera reunión, la Comisión ha acordado solicitar al Consejo Oleícola Internacional (COI) su lista de variedades y material genético a fin de que el Banco de Germoplasma Mundial del Olivo se consolide como referente internacional de los recursos de esta especie emblemática para Andalucía y España; así como elaborar un listado único que integre las colecciones del Ifapa y las de la UCO, completándose en adelante con el nuevo material que vaya surgiendo.
También se ha dispuesto hacer entrega del material del “Reservorio” de la Universidad cordobesa a los viveros para su uso en sus producciones, como material madre auténtico y sano. En ese sentido, se ha decidido promocionar la importancia de este tipo de material para su utilización en el campo.
 Por otro lado, como medida más inmediata, se ha propuesto celebrar antes de finales de año una Jornada Técnica, a fin de presentar el convenio y el Reservorio mundial de variedades y patrimonio genético de este cultivo.
Además, se pone de manifiesto el compromiso de las tres instituciones participantes con la investigación e innovación tecnológica en Olivicultura y afianzan la colaboración en materia de conservación, identificación y evaluación del material genético del olivo.

Un equipo científico español secuencia el 80% del ADN del olivo e identifica los genes que determinan cualidades del árbol y de sus productos: aceitunas y aceite

Un consorcio compuesto por 18 investigadores de las universidades de Málaga y Córdoba, del Instituto de la Grasa, el Ifapa y dos empresas privadas ha secuenciado el 80% de los genes del olivo que están relacionados con el tamaño del árbol, su entrada en producción y la maduración de la aceituna. Este trabajo, desarrollado durante los últimos tres años, es el más amplio que se ha realizado hasta ahora y ha colocado al equipo a la vanguardia mundial en el conocimiento genético del olivo.
 
El trabajo publicado en la revista científica DNA Research, se ha realizado sobre las variedades picual (la más extendida en Andalucía, caracterizada por un árbol grande de copa ancha), arbequina (más precoz en la producción pero delicada frente a la oxidación) y lechín de Sevilla (más frecuente en el oeste de Andalucía) y con diferentes tejidos elegidos en momentos diferentes del desarrollo tanto del árbol como de la aceituna. Con esa información se han generado un chip de ADN, una herramienta de laboratorio que une a una superficie una gran cantidad de puntos de ADN para medir el nivel de expresión de los diferentes genes.
 
La investigación realizada durante estos tres años servirá a partir de ahora para identificar los genes que participan en cada momento, ya sea en las características del árbol, en su producción o en el tipo de aceite que producen sus aceitunas y, a partir de ahí, poder utilizar ese conocimiento en la selección de variedades. Esa sería una fórmula, por ejemplo, para conseguir árboles pequeños que se adapten bien al cultivo superintensivo y eviten los problemas que presenta la variedad arbequina: aunque es más pequeña que otras variedades y entra pronto en producción, el árbol llega a alcanzar hasta tres o cuatro metros de altura lo que dispara los costes de la poda y altera la producción.
 
Está en estudio una variedad de olivo nueva desarrollada por la Universidad de Córdoba a partir del cruce del olivo picual con el arbequino que ha derivado en árboles mucho más pequeños y, por tanto, más apropiados para su cultivo en seto.
 
Además, los expertos del Instituto de la Grasa, centro del CSIC ubicado en Sevilla, tratan de identificar los genes asociados a las diferentes características organolépticas del aceite, mientras que el grupo de la Universidad de Córdoba orientará la investigación hacia los genes que determinan que un olivo comience antes o después a producir aceitunas.
 
La investigación es la espina dorsal del proyecto Oleagen que llegó a integrar a 50 científicos involucrados en el descubrimiento de los secretos genéticos del olivo relacionados precisamente con la entrada en producción, la calidad del aceite y las características del árbol.
 
La fundación Genoma España nació en 2002 con la intención de convertirse en el motor de la investigación y la transferencia biotecnológica. Llegó a destinar tres millones de euros a este proyecto, en el que han participado tanto entidades públicas como empresas privadas. Sin embargo, en marzo de 2012 el Gobierno decidió integrar Genoma España dentro de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt), aunque algunas de sus funciones las ha asumido el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).
 
Estamos a un paso de la selección genética!!!
 

Profesionales de España e Iberoamérica se forman desde hoy como expertos en olivicultura en la X edición de un curso diseñado por Ifapa

Un total de 25 profesionales procedentes del territorio nacional y también de países iberoamericanos como Argentina, Brasil y Perú han iniciado hoy su formación en técnicas para el cultivo del olivo en un curso superior de carácter internacional organizado por el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) y que se impartirá en su centro ‘Alameda del Obispo’ de Córdoba.
La apertura de la décima edición de este Curso Superior de Especialización en Olivicultura, esta mañana ha estado a cargo del presidente de IFAPA y del delegado territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente.
En su discursos, se ha señalado el esfuerzo hecho por el Instituto por relanzar este curso, que no se celebraba desde 2008 y ha destacado el nivel del profesorado, 50 docentes procedentes de Ifapa, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Universidades andaluzas y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), entre otras entidades; y se ha incidido en la importancia de este tipo de cursos,  ya que “el sector oleícola sin duda necesita de profesionales altamente cualificados que contribuyan su desarrollo y a una mayor innovación”.
La innovación ha de venir a través de nuevas técnicas de cultivo, para aumentar la productividad y disminuir los costes, de forma que la rentabilidad aumente en unos mercados cada vez más globalizados y competitivos”.
El X Curso Superior de Especialización en Olivicultura, de 150 horas lectivas, se estructura en cuatro módulos y cuenta con una importante vertiente práctica a desarrollar en invernadero, laboratorio y olivares experimentales, complementada con visitas a centros de investigación, viveros y fincas privadas.

Noticia extraida de

Programa de futuros cursos de formación en olivicultura ofertados por IFAPA (España)

El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) oferta una treintena de cursos en materia de olivicultura para el segundo semestre de 2012 de los cuales se beneficiarán un total de 700 profesionales del sector agrario de la provincia de Jaén. Así lo ha puesto de relieve la delegada del Gobierno, Purificación Gálvez, que ha presentado esta programación acompañada del delegado provincial de Agricultura, y el director del centro Ifapa, “La labor que viene realizando este centro y sus profesionales es digna de elogio. Un trabajo a través del cual se está consiguiendo la modernización del sector agroalimentario y, en concreto, la modernización del sector oleícola en el caso de la provincia jiennense a través de actividades de investigación, desarrollo, innovación y formación”, ha señalado el delegado.
El programa de formación, que se impartirá tanto en el centro Ifapa como en otros municipios de la provincia jiennense, incluye actividades de todas las líneas de investigación y experimentación del centro, que está especializado en el desarrollo de proyectos de investigación y transferencia dirigidos al sector oleícola. “La actividad del Ifapa está permitiendo que los técnicos y profesionales de este ámbito estén cada vez más cualificados, al mismo tiempo que se posibilita la transferencia de innovación, tecnología e investigación en los procesos de elaboración del aceite, consiguiendo lo que, en definitiva, perseguimos, un aceite de mayor calidad”.
(*) (IFAPA) El Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica