Modificaciones propuestas por el FDA en la etiqueta de información nutricional para productos alimentarios exportados a USA

ucm388065El FDA en estos últimos meses ha propuesto actualizar la Etiqueta de Información Nutricional que se usa en la mayoría de los productos procesados en USA.

La Etiqueta de Información Nutricional, que se introdujo hace 20 años, ayuda a los consumidores a tomar decisiones alimentarias informadas y a mantener prácticas dietéticas sanas; de aceptarse esta propuesta, los cambios podrían ir en la siguiente línea: Sigue leyendo

Anuncios

Diagnóstico Nutricional avanzado del Olivar que permite realizar análisis foliares en cualquier época del año.

La Nutrición del olivo es uno de los aspectos más importantes para su óptimo desarrollo vegetativo, ya que un olivar bien nutrido es un seguro de altas producciones. Siendo fundamental que su estado nutricional sea equilibrado a lo largo del año.
 
Una de las herramientas clave para conocer el estado nutricional del olivar es el análisis foliar,  que junto con el análisis de suelo, permite detectar problemas nutricionales y elaborar planes de fertilización que se ajunten a las necesidades reales de cada explotación.
 
Habitualmente los análisis foliares, o de tejido vegetal, se realizan durante el mes de Julio coincidiendo con la parada estival del olivo, obteniendo con ellos una valoración nutricional puntual en una época concreta del año. Sin embargo resulta insuficiente para conocer el estado nutricional continuo del olivo en sus diferentes ciclos de desarrollo anual.
 
AGROCONSULTING S.A., una empresa formada por profesionales españoles, ha desarrollado un novedoso sistema de interpretación de valores nutricionales del Olivar.
 
La propuesta de la empresa es realizar el diagnóstico en cualquier época del año, incluso una vez finalizada la campaña de la aceituna, cuando el olivo comienza el proceso de renovación vegetal y floración, momento idóneo para saber en qué estado se encuentra el cultivo y proporcionarle los cuidados necesarios de cara a aumentar la producción de la cosecha siguiente.
 
Para conseguir una “Nutrición de Precisión” han definido como  criterio de interpretación de los valores nutricionales, el DNA, a través del cual es posible realizar los análisis foliares en cualquier época del año, en función de las necesidades de la finca y del olivicultor.
 
El DNA es fruto de 10 años de trabajo realizando más de 8.000 analíticas foliares y analizando más de 64.000 parámetros que ha permitido establecer las principales relaciones entre nutrientes esenciales y su clasificación  en  función del nivel de deficiencia. Este sistema de interpretación detecta el nutriente o grupo de nutrientes que  condicionan el desarrollo vegetativo del olivo y, de este modo,  es posible hacer recomendaciones más precisas y eficaces en función de los contenidos de nutrientes.
 
Uno de los beneficios de la técnica es Evaluar y  consecuentemente, Saber cuándo y cómo actuar para aumentar los rendimientos de las explotaciones.
 
Fuente: Infoagro

El ácido maslínico, contenido en la piel de las aceitunas, tiene propiedades nutricionales, metabólicas y antitumorales.

Prueba de que el aprovechamiento de los subproductos del olivo, de las industrias de  fabricación de aceitunas y de producción de aceite de oliva, puede tener aplicaciones muy interesantes, es que algunas empresas españolas, pioneras en Biotecnología, como Biomasline S.L. están utilizando  sustancias  contenidas en dichos subproductos para la extracción industrial de  derivados con amplias expectativas para el desarrollo nutricional y la alimentación de animales (acuicultura), e incluso en el metabolismo humano utilizado como aditivo alimentario para dietas utilizadas en nutrición clínica asociada a determinadas patologías.
Se trata del ácido Maslínico, (2-alfa, 3-betadihidroxi-28-carboxiolean-12-eno),  producto estimulador de enzimas productoras de NADPH del crecimiento del hígado, músculo liso y sus respectivas proteínas tisulares, del recambio proteico, del crecimiento corporal y del ordenamiento, compactación y desarrollo de los gránulos de glucógeno y el retículo endoplasmático rugoso en células hepáticas.
Los terpenos son componentes que están presentes en un amplio rango de plantas que se utilizan en la medicina tradicional y que se sabe tienen propiedades antitumorales. El ácido maslínico se encuentra en bajas concentraciones en estas plantas medicinales pero su concentración en la cera de la piel de las aceitunas podría ser hasta del 80%.
Tras la realización de estudios específicos, al ácido maslínico se le atribuye un efecto preventivo en enfermedades relacionadas con el síndrome metabólico, tales como diabetes y obesidad. También cumple un importante papel en la prevención de enfermedades inflamatorias a nivel intestinal, además de prevenir la aparición de pólipos y cáncer colon.

Las aceitunas de mesa son fuente de vitaminas liposolubles, y concretamente de Vitamina E

La batalla contra la oxidación celular es una de las tareas más importantes a realizar para disfrutar de un buen estado de salud en general. Los antioxidantes son los aliados imprescindibles de nuestro organismo para atenuar los efectos de los radicales libres. En este ámbito, la vitamina E de las aceitunas de mesa contribuye a reducir el estrés oxidativo, produciéndose menos radicales libres y ralentizando el envejecimiento celular.

 

α-tocoferol  (Vitamina E)

 

La vitamina E proviene de la materia prima de las aceitunas de mesa y no sufre prácticamente ninguna alteración durante el proceso de elaboración. Por esta razón, la cantidad media de vitamina E que podemos encontrar en la pulpa de las aceitunas es de 3,17 mg por cada 100 gramos.
La importancia de la vitamina E radica en los múltiples beneficios que aportan al organismo. Por mencionar algunos, protege nuestras células ante elementos tóxicos o radiaciones; refuerza el sistema inmunológico; contribuye a la conservación del revestimiento neuronal; facilita la circulación y favorece la formación de fibras elásticas y colágenas del tejido conjuntivo, entre otros.
A la capacidad antioxidante de la aceituna de mesa se suman otras ventajas de interés, como su contenido calórico de tan solo 150 kcal por 100 g, su elevado aporte de ácido oleico, que favorece el sistema cardiovascular, la presencia de fibra y la ausencia de azúcares.
Aunque no se ha indicado de manera explícita, las aceitunas de mesa son ricas en tocoferoles y tocotrienoles, compuestos que juegan un papel muy destacado en los mecanismos de protección antioxidante del organismo humano, ya glosado en el caso del aceite. El compuesto más abundante es α-tocoferol o Vitamina E, cuya concentración oscila alrededor de 35 mg/kg. Algunos rellenos de aceitunas verdes, como los de avellana, pueden llegar incluso a los 50 mg/kg. Cantidades semejantes tienen también algunas preparaciones de aceitunas de las variedades Hojiblanca o Arbequina colocadas directamente en salmuera.(1-7 mg/kg). Adicionalmente, muchas preparaciones de aceitunas verdes incorporan proporciones elevadas de ácido ascórbico como antioxidante, convirtiéndose, por tanto, las mismas en una destacada fuente de vitamina C.
El valor vitamínico de las aceitunas de mesa se completa con su apreciable contenido de provitamina A (por el alto contenido de β-caroteno en las aceitunas verdes estilo sevillano o español (entre 2 y 15 mg/kg) y en la verdes.
La vitamina E pertenece al grupo de vitaminas liposolubles y está conformada por un grupo de 8 vitámeros. Su estructura consta de 2 partes primarias: un anillo complejo cromano y una larga cadena lateral.
Si tenemos en cuenta que las vitaminas participan en diferentes reacciones catalíticas acopladas a diversas enzimas, en el caso de la vitamina E, no se conoce que participe con alguna enzima en reacciones metabólicas. Se ha considerado que actúa como un antioxidante natural que reacciona con radicales libres solubles en lípidos de membranas. Su sitio activo se localiza en el grupo -OH en la posición 6 del anillo cromano.
El ataque oxidativo que sufren los ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) por los radicales OH. y – O2. produce radicales alquilperóxido, que perpetúan la cadena de reacciones de oxidación de los lípidos con daños similares a proteínas y ácidos nucleicos.
El modo preciso de acción de la vitamina E en el tejido nervioso no ha sido establecido, pero se conoce que es esencial en el mantenimiento de la integridad y estabilidad de la membrana axonal.
La vitamina E puede afectar la respuesta inmune por su interacción con el ácido araquidónico de las membranas de los macrófagos.
La relación de la vitamina E con enfermedades cardiovasculares se ha estudiado a partir del establecimiento de una asociación entre la peroxidación de los lípidos y tales enfermedades, y constituir éstas la primera causa de muerte en los países desarrollados. Se han realizado extensos estudios sobre la oxidación de las LDL y la capacidad protectora de la vitamina E sobre los lípidos que se transportan en estas lipoproteínas. Estudios epidemiológicos y de laboratorio sugieren que los antioxidantes (tanto la vitamina E como los carotenos) protegen contra la aparición de estas enfermedades.

Información nutricional de aceitunas (Tipo Verdes y Tipo Negras)

La composición nutricional de las aceitunas de mesa (Tipo Verdes, estilo Español) o (Tipo Negras, estilo Californiano) se puede estimar en los siguientes valores “Medios” para las variedades industriales más habituales utilizadas en estas preparaciones.
Los valores se rfieren a 100 gramos de pulpa (comestible)
Fuente: Interaceituna