Una gran empresa española exportadora de Aceitunas de mesa patenta un método de relleno de aceitunas

rellenas pimientoEl grupo Agro Sevilla, gran productor, envasador y exportador mundial de aceituna de mesa, ha patentado un método de relleno de pasta de pimiento para aceitunas con “mejores características organolépticas”, que se traduce en “mas sabor” y que permite un ahorro de costes y la reducción  de vertido de líquidos contaminantes (salmueras de conservación de la cinta de pimiento con altos contenidos en cloruros en su composición). Sigue leyendo

Anuncios

Participación española en un Proyecto europeo sobre transferencia de tecnología a las pymes de alimentos tradicionales

El Centro Tecnológico del Olivar y del Aceite (Citoliva), con sede en (Jaén), representará al sector del aceite de oliva y la aceituna de mesa en el proyecto europeo ‘Trafoon’ –‘Traditional Food Network to improve the transfer of knowledge for innovation’–, que, liderado por la Universidad de Hohenheim, busca ofrecer “soluciones innovadoras para una mejor protección y conservación de los alimentos tradicionales en Europa a través de la innovación”.
Se trata de un plan aprobado en la última convocatoria del Programa ‘KBBE’ del séptimo Programa Marco, y tiene como objetivo “apoyar el trabajo de los pequeños y medianos productores de estos productos y mejorar su competitividad, garantizando la calidad del producto que llega al consumidor”. Para ello, una red compuesta por 30 instituciones europeas de investigación, agencias de transferencia de tecnología y asociaciones de pymes que cubren la cadena de valor de los cuatro grupos de alimentos tradicionales  como: cereales, pescado, verduras, frutas etc.
Detectará y recogerá las necesidades de estas pequeñas y medianas empresas y transferirá el conocimiento necesario para mejorar la producción y comercialización de estos productos tradicionales y hacerlos más competitivos a los productores”.
En concreto, ‘Trafoon’ realizará esta transferencia de conocimiento en materia de innovación en productos y procesos, derechos de propiedad intelectual, legislación alimentaria europea, uso de etiquetas, gestión de calidad, marketing, seguridad y desempeño ambiental “sin perder la esencia de autenticidad de los alimentos tradicionales”.
Las soluciones tecnológicas, “legales o de otro tipo, que sean de interés”, serán transferidas a través de talleres de capacitación, donde se utilizarán mediadores “formados específicamente para comunicar estas soluciones”. Asimismo, se creará para el acceso público “y con el objeto de llegar al mayor número de pymes”, un portal de información que contenga estas soluciones e innovaciones.
Para recoger toda la información generada se creará una Agenda Estratégica de Investigación e Innovación para los alimentos tradicionales que será tenida en cuenta a la hora de definir las nuevas políticas agroalimentarias, y, asimismo, se establecerá “una red de transferencia de conocimiento europea centrada en los sectores de alimentos mencionados, vinculando a investigadores, mediadores, asociaciones de pymes y pymes individuales”.
El sector de la aceituna de mesa y el aceite de oliva estarán representados en este proyecto a través del trabajo desarrollado por Citoliva, la Agencia Andaluza del Conocimiento y el Ifapa, algunos de los socios españoles, de manera que “se mejorará la competitividad del pequeño productor y la satisfacción del consumidor de estos productos”.
 
El proyecto ‘Trafoon’ que  fue presentado de forma oficial el pasado 26 de noviembre en Alemania,  prevé su finalización para octubre de 2016, según informa Citoliva, que detalla que su ejecución supondrá una inversión de más de 4,5 millones de euros, de los que “casi cuatro millones serán financiados por la UE”. Además de la citada representación española, cuenta con la participación de entidades procedentes de Austria, Bélgica, República Checa, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Serbia, Eslovenia y Suiza.
Con la participación en este tipo de proyectos europeos, Citoliva pretende “avanzar progresivamente en la cuota de presencia en el ámbito internacional”, un escenario que, según se destaca desde este centro tecnológico, tendrá en el ‘Programa Horizon 2020’ “el mayor instrumento para la financiación de la I+D+i europea, con un presupuesto de 70.000 millones de euros entre 2014 y 2020”.

Nuevo sistema biotecnológico basado en la combinación de la acción de microalgas y bacterias que permitirá depurar efluentes procedentes de las almazaras.

El grupo empresarial granadino Biot, líder en biotecnología  industrial de los microorganismos  y más concretamente, una de sus empresas,  Microambiental S.L. , desarrolla productos y procesos para la descontaminación de suelos y aguas, además de procesos para la producción de nuevos biomateriales biodegradables.
Actualmente, está estudiando  un nuevo sistema biotecnológico basado en la acción de un conjunto de microalgas a través de fotobiorreactores que permite reciclar el agua procedente del lavado de las aceitunas.
El proyecto, denominado Algatec, está financiado por el VII Programa Marco para la Investigación y el Desarrollo de la Unión Europea y ha sido desarrollado en una primera fase junto a socios de España, Portugal, Grecia, Italia y Alemania, estando en la actualidad en los inicios de la segunda fase.

Foto: http://www.diariosur.es/
El sistema está enfocado en el tratamiento del agua vegetativa de las aceitunas, es decir, a efluentes líquidos obtenidos como residuales de  las industrias productoras del aceite de oliva, que hasta ahora optan por su acumulación en balsas de evaporación (se trata de un simple almacenamiento sin tratamiento).
La responsable de la Planta Piloto de Biot, con sede en el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud (PTS) explica como gracias a la colaboración de la Universidad de Granada y de Tuscia (Italia),  en el 2014 se habrá completado la segunda fase del proyecto, y entonces, se podrá comercializar el sistema.
El proceso se basa en un conjunto de fotobiorreactores con un sistema de tubos transparentes al paso de la luz, en los que están presentes las microalgas desarrolladas por Biot y en los que se inyecta el agua. La capacidad metabólica de las microalgas permite la captura del CO2 atmosférico y la biodegradación de las sustancias fenólicas altamente contaminantes que se encuentran  presentes en las aguas de lavado de las almazaras hasta su descontaminación.
El sistema se completa por aplicación de  tecnología de filtración en un conjunto de membranas diseñadas por el Centro de Investigación de Nagref, en Grecia, y el Technology Transfer Zentrum alemán.
Una planta piloto se instalará en una cooperativa de Puente Genil, y la  otra en Peza Unión de la isla de Creta, en Grecia,
La empresa malagueña Bioazul se encarga de coordinar el proyecto Algatec, financiado por la Unión Europea en algo más de un millón de euros y se basa en un proceso patentado por el socio portugués Valorsabio que ya ha aplicado el prototipo a la depuración de aguas residuales domésticas (rector fotosintético).
De esta forma, el sistema no sólo permite recuperar el agua contaminada y reducir el consumo de agua potable en un 90%, sino también la eliminación de las balsas de aguas residuales procedentes de la producción de aceite de oliva.
Fuente de la noticia: Olimerca y Diario Sur

Proyecto de producción de biogás a partir de alpeorujos

En un comunicado, Azti-Tecnalia ha explicado que el proyecto ‘Value’ está coordinado por CTIC-CITA en el marco del programa europeo Interreg IV SUDOE (fondos FEDER).
El centro de investigación marina y alimentaria Azti-Tecnalia participa en la investigación europea ‘Value’ sobre la producción de biogás a partir de alperujos, y en la extracción de fibra y polifenoles de varios vegetales.
Imagen: cienciaysalud.laverdad.es/

Los resultados de la investigación se han dado a conocer en la jornada “Energía, agromateriales y nuevos alimentos a partir de subproductos vegetales, avances para la Bioeconomía”, celebrada recientemente en el Centro de la Innovación y Tecnología Alimentaria de La Rioja, en Calahorra.

Además, ha indicado que las experiencias piloto expuestas durante la sesión mostraron cómo de los subproductos vegetales (restos de frutas y hortalizas que la industria desecha) se puede obtener fibra alimentaria que luego se incorpora a otros alimentos, pectinas para alimentación o polifenoles que sirven como antioxidantes para otros alimentos y para productos cosméticos.
Como ejemplos, se citó el cardo, del que se puede obtener fibra, y la pulpa de las ciruelas, de la que se pueden extraer pectinas. Otros casos tratados en el encuentro fueron la obtención de bioetanol a partir de residuos de mermelada o con los alperujos procedentes de las almazaras bioetanol.
Del proceso de producción de aceite pueden resultar igualmente aprovechables los huesos triturados de las aceitunas, con los que pueden fabricarse agromateriales para construcción, entre otros productos.
Azti-Tecnalia se ha encargado de la investigación del proyecto ‘Value’ sobre la producción de biogás a partir de alperujos, así como de la extracción de fibra y polifenoles de varios vegetales.
Junto con este centro participan en la iniciativa europea coordinada por CTIC-CITA, la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), la Fundación CENER-CIEMAT, ASS pour l’ Environnement el la Securité en Aquitaine (APESA), el Centre d’Application et de Transfert des Agroressources (CRT CATAR-CRITT) y el Centro para a Valorizacio de Residuos (CVR).
El proyecto ‘Value’, centrado en los países del sudoeste de Europa, SUDOE (Francia, Portugal y España) y con un presupuesto de 1,2 millones de euros, continuará hasta finales de marzo con la fase de estudio de la viabilidad económica de las experiencias de revalorización que ya han demostrado viabilidad técnica.

Fuente de la noticia

Lee más