Aceitunas partenocárpicas. Frutos que no provienen de la fecundación.

En algunas especies la formación de frutos puede producirse sin que haya polinización y fecundación previa. Esta fructificación se llama partenocárpica y los frutos se caracterizan por la ausencia total de semillas.
Los frutos partenocárpicos contienen auxinas y citocininas en concentraciones inferiores a los frutos con semilla de la misma especie, y las giberelinas casi no existen. Son más susceptibles a las caídas naturales y, para obtener un nivel adecuado de producción, es indispensable mantener las plantas en óptimo estado nutricional. La aptitud para la fructificación partenocárpica se presenta en algunos cítricos, como en ciertas variedades de naranja (por ejemplo, las del tipo ‘Navel’) y mandarina, higuera y vid. En muchos casos, la ausencia de semillas se considera un indicador de calidad comercial.
 
En cuanto al olivo, hay una vía alternativa a la pauta general de abscisión de los frutos . Se trata de los frutos partenocárpicos, conocidos como azofairones (muy común en la variedad española gordal). En estos el concurso de la fecundación no es necesario para su desarrollo y su velocidad de crecimiento es menor. Por tanto, su demanda de asimilados es más lenta y atemperada. Ello hace que los frutos vecinos (partenócarpicos), apenas compitan entre sí por lo que la abscisión es mínima y estas aceitunitas aparecen arracimadas con mucha frecuencia.
Frutos partenocárpicos de Variedad Coratina
 
En variedades con fuerte tendencia a la partenocarpia, como la Gordal Sevillana antes mencionada, los azofairones, cuya presencia no es deseable, son de escaso valor comercial.
La proporción de azofairones se disminuye mediante técnicas de polinización cruzada, ya que aumenta la proporción de ovarios fecundados.
 
Otras variedades con tendencia a la partenocarpia son: la Azapa de Chile, Manzanilla en Argentina, Coratina en Perú y a veces Cacereña en España.
Anuncios

Coratina, variedad de origen italiano apreciada por su elevada calidad de aceite, también es muy apropiada para el aderezo en verde de aceitunas de mesa

Origen: variedad de origen italiano de la región de Puglia, donde se constituye una de las principales variedades cultivadas. No se la conoce con otro nombre en las zonas cultivadas.
Olivos variedad Coratina
Es una variedad que se adapta a una variedad de suelos y climas. Es resistente al frío y a la vez a la sequía.
Uso: de doble propósito, es decir para aceite y aceituna en conserva. Tratándose de un excelente varietal para aceite, llama la atención que no se haya difundido en las áreas olivícolas del mundo.
Planta: agronómicamente, el árbol es de mediano vigor, con aspectos medianamente péndulo. La copa es densa y la forma es globosa. Las ramas fructíferas son largas y flexibles en todo su largo. Es difícil de conducir en eje porque tiende a tener poca brotación en las ramas laterales, puesto que son muy largas y caen como ramas de sauce sin tener buenos ángulos de inserción, lo que obliga a un gran trabajo de podas en su formación.
 
Hojas: son grandes pero finas y alargadas. De un color verde suave. Se las observa espaciadas, pero como tiene gran cantidad de brotes, el conjunto aparece como compacto.
Floración: es de mediana a tardía y de relativa larga duración. Posee muy bajo aborto ovárico (15%) y como es auto fértil garantiza muy alto cuajado. Se utiliza esta variedad como polinizadora de otras.
 
Maduración: tardía, bastante despareja en el árbol. Es muy común ver frutos verdosos violáceos y negros al mismo tiempo. Siempre son de color más negro en el ápice que en la base.
 
Producción: es una variedad muy precoz para entrar en producción y en árboles adultos la cosecha es abundante y constante. Es de productividad alta y bastante constante.
 
Rendimiento: el rendimiento en aceite es muy bueno (24 a 26%). En zonas de origen es superior al rendimiento obtenido de la variedad Frantoio. El aceite presenta excelentes características organolépticas y estabilidad,  es picante y amargo y por ello se considera variedad de corte, enriqueciendo las mezclas de variedades por su alto contenido en polifenoles.
 
Fruto: es de apreciable tamaño (5gr.) por eso también se la utiliza para conserva. La forma es ovoide alargada, ligeramente asimétrica y con péndulo largo.
 
En ocasiones se encuentra aderezada en verde. Yo he tenido ocasión de tratarla en Sudamérica y puedo decir de ella es que:
 
Aceitunas variedad Coratina
 Tiene una textura muy dura, mayor incluso que la hojiblanca española, requiere una disolución de sosa con alta concentración para romper su piel muy cerosa y la penetración de la misma es lenta y homogénea.
 
Su entrada en fermentación láctica fue muy rápida, puesto que la temperatura era superior a los 28ºC con importantes cambios de color y de aspecto tanto en el fruto como en la salmuera desde las 48 horas posteriores a su puesta en salmuera.
 
El descenso del pH, fue consecuentemente muy veloz y no hubo ocasión para detectar problemas de alambrado.
 
Es posible, que igual que la hojiblanca, pueda ser empleada para la preparación de aceitunas tipo negras por oxidación, especialmente valorable por su textura.

Sudafrica: Un pais puntero en minería comienza a ser emergente en Aceite de Oliva y Aceitunas

Aunque la minería es uno de los recursos más importantes y famosos del pais sudafricano, también los recursos agricolas son muy importantes. Ya es conocido en el mundo como productor de vino y empieza a serlo como productor de Aceitunas de mesa y más especialmente de Aceite de Oliva.
El cultivo de aceitunas se inició a comienzos del siglo XX, pero es, a partir de 1980 cuando se inicia una nueva olivicultura, que a principios del presente siglo ha permitido producir Aceite de Oliva de Calidad distinguido en Europa con distintos galardones desde entonces.
Comparada con la capacidad de los grandes productores de Aceitunas y Aceite de oliva, la de Sudafrica es aun insignificante, pero ya en Aceite de Oliva producen el 20% de su consumo local. El resto es importado, básicamente desde España.
No existen datos fehacientes de producciones en el COI, ni otros organismos afines.
Los sudafricanos actualmente están plantando importantes extensiones de olivos tanto para elaboración de Aceitunas de Mesa como de Aceite de Oliva. Se estima que aumentan a un ritmo de un 20% anual, de forma que su producción se duplicaría cada cinco años.
Las variedades que se están plantando son clásicas: Coratina, Frantoio, Leccino, Barnea, Koroneiki, Favoloza, Mission, Kalamata, Noccelara di Belice y Manzanilla.

Las mayor parte de las plantaciones en explotación se encuentran en la zona del Western Cape, cuyo clima es ideal al ser muy parecido al clima Mediterráneo.
La disponibilidad de mano de obra sudafricana permite la relocección manual, es decir, pueden cosechar aun cuando los frutos están muy maduros minimizando el daño de cosechadoras y sistemas mecanizados. La recolección en condiciones climatológicas normales acaece entre Marzo y Julio.
La ventaja de los productores sudafricanos con respecto a los europeos y mediterraneos, estriba en su latitud, aunque tienen la competencia de los paises sudamericanos ofertando tambien en las mismas fechas como Argentina, Chile y Perú.

En cuanto a las Aceitunas de mesa, que fueron el principal producto de los primeros olivos sudafricanos ya centenarios, se puede decir de las informaciones consignadas que elaboran 3 estilos:
  • Aceitunas Verdes tipo español a partir de las variedades Manzanilla y Nocelara di Belice
  • Aceitunas Negras Naturales tipo griego con las variedades Kalamata, Koroneiki y Mision.
  • Aceitunas Negras Naturales maceradas con hierbas aromáticas tales como romero, ajo etc.

Estaremos atentos al futuro desarrollo de la olivicultura de este pais. Ya disponen de una Asociación de productores para defender sus interses comunes