Control biológico contra la mosca del olivo, combate entre un hongo y un insecto

IMG_20141101_165251Una pequeña mosca  (Bactrocera oleae), es en realidad un constante quebradero de cabeza para los olivicultores de toda la cuenca mediterránea. La mosca del olivo, como se denomina comúnmente, es un insecto que puede producir hasta el 40% de pérdida en la producción. Tanto la actividad de puesta de los adultos como la alimenticia de las larvas reducen la calidad de la aceituna de mesa, así como la del aceite de oliva al incrementar su acidez. Hasta ahora, los agricultores habían empleado insecticidas químicos de síntesis para su control, pero la puesta en práctica de una directiva europea de uso sostenible de insecticidas en 2014 ha fomentado el desarrollo de otro tipo de fitosanitarios. Un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba perteneciente al Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3, ha aplicado un hongo como alternativa biológica para derrotar a este invertebrado. Sigue leyendo

Es tiempo de controlar el nivel de ataque de la polilla del olivo (Prays oleae)

larvas-praysr

Foto: Teatronaturale

Consulta entrada antigua sobre esta plaga del olivo (Prays)

Un claro ejemplo de cómo las plagas adaptan sus ciclos a la fenología del cultivo en el que se desarrollan, lo podemos ver en el caso del Polilla del olivo (Prays oleae) que arranca ya una nueva generación carpófaga. Sigue leyendo

Detectan presencia de Xylella fastidiosa en olivos de la variedad Arauco en Aimogasta (Argentina)

XYLEFA_23Por primera vez en Argentina, técnicos del INTA y Senasa detectaron la presencia de la bacteria Xylella fastidiosa en olivos de la variedad Arauco, ubicados en la zona de Aimogasta (La Rioja) y de Cruz del Eje (Córdoba).

De las 50 plantas analizadas, en casi el 50% se encontró la bacteria, la cual se propaga con facilidad a través de un insecto y provoca el desecamiento de los ejemplares. Sigue leyendo

La plaga de la mosca del olivo podrá ser controlada a distancia con sistemas de sensores inalámbricos.

DSCI7071La  mosca del olivo (Bactrocera oleae) es un díptero que causa la plaga más importante que afecta a las aceitunas en la mayor parte de los países mediterráneos. La larva de la mosca se alimenta del fruto de los olivo, dañando su pulpa, por lo que éstos frutos  son totalmente rechazables para aceitunas de mesa (tolerancia máxima: 1%), y producen un aceite de mala calidad. Se estima que cada año esta plaga causa pérdidas económicas por un valor de 600 euros por hectárea, y es uno de los problemas más importantes al que se enfrentan los productores. Sigue leyendo

Un ácaro beneficioso, “Agistemus Aimogastaensis sp”, predador de “Aceria oleae”, en los olivares riojanos de Argentina ha sido recientemente descubierto.

Una nueva especie beneficiosa de , “Agistemus aimogastaensis sp”, ha sido descrita con la ayuda de microscopia óptica y electrónica, el trabajo se llevo a cabo por la AER INTA Aimogasta, dependiente de la Estación Experimental Chilecito, en el marco de las actividades que vienen desarrollando dicha agencia en cuanto al control integrado de plaga.
Este trabajo que viene siendo desarrollado en la AER Aimogasta, tiene como objetivo utilizar al control biológico como una herramienta sostenible y no agresiva con el medio ambiente. Cabe destacar que el control biológico como herramienta de manejo de los eriófidos en olivo pasaría a ser la más importante por su reducido coste de implementación.
Aceitunas afectadas por“Aceria oleae”  
El nombre de la especie está dedicado a la ciudad de Aimogasta, La Rioja, (Argentina), donde fueron encontrados los ejemplares descritos en la publicación.
Las especies del género Agistemus se consideran depredadores importantes de otros ácaros fitófagos, cochinillas y sus huevos.
Poco se sabe acerca de especies de Agistemus como predadores de eriófidos en olivo y este es el primer registro de este género en olivo en Argentina, aunque se sabe que es muy eficaz en el control de acarosis de la variedad Arauco.
Las observaciones de laboratorio muestran que el “A. aimogastaensis sp”, es un depredador voraz, principalmente de “Aceria oleae” por lo que existe la posibilidad de utilizarlo para controlar biológicamente esta plaga. Se están realizando varios estudios sobre diferentes aspectos de depredación.
EL problema de los eriófidos en los olivos ya es conocido y bastante frecuente en las zonas productivas de Aimogasta y sus alrededores, afectando tanto a la variedad Arauco como a la Manzanilla. Ha habido años de un gran porcentaje aceitunas afectadas.
Los frutos afectados por la “Aceria oleae”, tienen un aspecto deforme, en algunos casos con deformaciones muy serias, que hacen al fruto rechazable no solo por su apariencia sino por su dificultad para deshuesar, rellenar etc.
En otros países, el ataque de ácaros es frecuente y casi habitual, habiendo áreas geográficas donde es “endémico”. En España, tampoco estamos libres de su acción, provocando pérdidas importantes de calidad (Magrama).
Fuente de la noticia: http://www.aimogasta.com/

 

Control biologico de la polilla ‘Euzophera pinguis’ ( causa del Abichado del olivo) por uso del hongo beneficioso ‘Beauveria bassiana’

El Grupo de Investigación de  Entomología Agrícola de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes (Etsiam) de la Universidad de Córdoba (UCO) ha desarrollado un método que permite la utilización de hongos a modo de ‘apósitos’ para proteger las heridas de poda, granizo o cualquier otro origen en el olivar frente al ataque de plagas como la polilla ‘Euzophera pinguis’.

Foto: www.piopix.es Euzophera pinguis

Según ha informado la Fundación Descubre, este insecto, tal y como han señalado los expertos de la Asociación Técnica de Producción Integrada de Olivar (AtipiOlivar), está muy extendido en la zona del Mediterráneo y además de causar la muerte a olivos jóvenes es responsable de la disminución de la producción en plantaciones adultas.

En concreto, el equipo investigador se ha centrado en el uso del hongo ‘Beauveria bassiana’como un método capaz de proteger de forma sostenible y biológica al olivo frente al daño provocado por estos insectos.
En el artículo publicado en la ‘Journal of Economic Entomology’, los investigadores han demostrado la eficacia de una cepa del hongo ‘Beauveria bassiana’, obtenida a partir de aquellas larvas de esta mariposa que padecen la enfermedad de manera natural, en el tratamiento de las heridas atacadas por la ‘Euzophera pinguis’, recuperando entre el 60 y el 90% de olivos tras 60 días de tratamiento.

Los resultados indican que emplear este tipo de hongo en aquellos árboles afectados permite una eficacia muy similar y menor impacto ambiental que la aplicación del  ‘Clorpirifos’, único insecticida químico autorizado hoy día para el control de este insecto.

Los experimentos se han desarrollado entre los años 2008 y 2011 en la provincia de Jaén  y siempre en primavera y otoño, estaciones donde la polilla ‘Euzophera pinguis’ está más presente en los olivares.

Para ello, los experimentos se  realizaron provocando una herida artificial de entre 30 por 33 milímetros y de 17 milímetros de profundidad, para propiciar el ataque del insecto, sobre 60 árboles, organizados en tres grupos de 20 olivos. En cada bloque se aplicó un tratamiento diferente: el primero fue tratado con el insecticida ‘Clorpirifos’, el segundo con el hongo ‘Beauveria bassiana’ y el tercero no recibió tratamiento alguno. Finalmente, y tras comparar muestras en el laboratorio, comprobaron que la utilización del hongo tiene una eficacia similar al insecticida y además es más respetuoso con el medio ambiente y la fauna auxiliar del olivo.

La eficacia de este tipo de hongo en el tratamiento de plagas de insectos supone, según los investigadores, el primer estudio donde se aboga por el uso de un microorganismo entomopatógeno (aquellos capaces de infectar a insectos o arácnidos en la madera de los árboles.

El presente trabajo ha permitido al equipo de expertos abrir nuevas líneas de investigación con el objetivo de desarrollar estrategias semejantes en otras plagas del olivar, como la mosca del olivo o los barrenillos. Además, permitiría reducir al mínimo los productos químicos empleados para su control.

Estos resultados son fruto de un proyecto más amplio desarrollado por el Grupo de Investigación Entomología Agrícola del Departamento de Ciencias y Recursos Agrícolas y Forestales de la Universidad de Córdoba en colaboración con la empresa jiennense Nutesca S.L.

El hongo  ‘Beauveria bassiana’ es un parásito especializado de insectos; tiene la capacidad de matar cientos de especies diferentes de insectos. Se le ha encontrado en forma natural en prácticamente todos los países del mundo y ya viene utilizándose para el control biológico de plagas causadas por insectos en otros vegetales, arbustos y árboles.

Fuente: http://www.europapress.es/ y http://www.diariocordoba.com/

Emergencia en Italia por peligro de epidemia de “Xylella fastidiosa” que afecta ya a 8.000 ha de olivo en la Puglia.

Estos últimos días, vienen conociéndose detalles de una amenaza seria que se extiende por los olivares italianos en forma de enfermedad causada por una bacteria que nunca había afectado a un olivo europeo.

Foto: http://www.ambienteambienti.com/

En la provincia de Lecce, (Italia), cientos de miles de olivos, algunos centenarios, han sido infectados por la bacteria “Xylella fastidiosa”, que de acuerdo con miembros italianos del Parlamento Europeo, afecta ya a 8.000 hectáreas de olivar (unos 600.000 olivos).

Se teme que esta situación se convierta en epidemia que termine afectando a toda Italia y si no se toman las medidas drásticas necesarias, se extienda a otros países mediterráneos productores. Una verdadera catástrofe.
 

Esta infestación parece que se propaga rápidamente por la acción de un insecto (Cicadellidae), y quizás la única forma de pararla consistiría inicialmente en la destrucción de los árboles afectados, además de otras acciones preventivas y correctivas adecuadas antes de que la amenaza se extienda mucho más.

Los medios de comunicación italianos han publicado que el Ministro de Agricultura de Italia había prometido ayuda en el control de la enfermedad y la asistenci de dos expertos de la Universidad de California.
Se trata de la enfermedad de Pierce, causada con la bacteria Xylella fastidiosa, que fue descubierta en 1892 por el californiano Pierce Newton en su acción sobre uvas en California.
La enfermedad afecta a las aceitunas que quedan raquíticas y endurecidas y al árbol que se seca y muere. (la bacteria detiene el crecimiento y desarrollo de ambos).
Esta bacteria “asesina” tiene importante incidencia en toda América (USA) y Sudamérica, tradicionalmente enemiga de cítricos, uvas, café, etc y hasta ahora, parece que se mantenía ausente en Europa.
Fuentes de la noticia: www.meneame.net

El genoma de la bacteria ha sido secuenciado recientemente

Sigue leyendo en otras fuentes adicionales

Manipulación genética de la mosca del olivo para su control biológico y protección de olivares

Foto: www.agraria.com ( via google)

Una empresa británica de biotecnología llamada Oxitec ha creado genéticamente una nueva raza de la mosca del olivo que ayudaría a proteger los olivos biológicamente del ataque de Dacus oleae que causa estragos en los olivos en casi todos los países y preferentemente en los de la cuenca mediterránea (se calcula que esta peste afecta negativa y seriamente  entre un 13 a un 30% de la producción de aceitunas cada otoño.

Oxitec espera que su innovación creativa ayudará a los agricultores — implantaron un gen en las moscas que hace que las hembras mueran en la etapa larvaria mientras que los machos seguirán vivos, aunque  envejecerán con el gen y pronto no tendrán hembras con las que aparearse.

En un experimento controlado realizado por los científicos de UK, según New Scientist, la población se extinguió en 10 semanas.

El proyecto está esperando la aprobación de la Comisión Nacional de Bioseguridad de España. El trabajo de Oxitec ha sido criticado por grupos como la GeneWatch, organización sin fines de lucro, que expresó su preocupación por los efectos que a largo plazo que tendrán las moscas en las poblaciones de otras insectos. Sin embargo, la empresa argumenta que su método es mucho más seguro (biológico),  que usar pesticidas que matan insectos indiscriminadamente (químico).

La bajada de temperaturas ni las lluvias intermitentes de los últimos días no perjudica a la floración del olivo.

Foto de Algodoncillo
(fuente foto: barresnatura)

La floración de los olivos está finalizando en unas condiciones climatológicas poco habituales.

El brusco descenso de las temperaturas de la semana pasada no ha perjudicado a los olivos, que se hallan en plena floración, ya que no han sufrido heladas. De hecho, no es la primera vez que se registra una ola de frío tardía, sin que ello repercutiera en los árboles, cuya flor resiste bien el desplome térmico, siempre que la temperatura ambiente no descienda por debajo del punto de congelación del agua, es decir, siempre que no haya heladas.
Además, el frío de los últimos días ha estado acompañado de lluvias intermitentes, beneficiando a los árboles, no solo por el aporte hídrico para meses venideros sino también porque ha limpiado las ramas de aquellos olivos afectados por la ‘Euphyllura olivina’, más conocida por algodoncillo debido al aspecto que presenta dicha plaga.
Esperaremos para ver la muestra que aparece con la caída de la flor para estimar la próxima cosecha que se producirá en poco más de tres meses.
Fuente: El ideal (Jaén)

"Margaronia unionalis" o polilla de brotes del olivo, una plaga importante en paises tropicales productores de aceitunas

Adulto de Margaronia unionalis

 

El glifodes  (nombre común) o polilla del jazmín es un lepidóptero polífago. Su nombre cientifico es: “Margaronia unionalis”, y se encuentra en zonas tropicales y subtropicales  de todo el mundo, (aunque se conoce en todos los continentes), atacando, además del olivo, al  jazmín, aligustre, lila y madroño. Esta plaga pasa el invierno en forma de larva, y los primeros adultos aparecen en marzo y abril. Los daños producidos por las larvas al alimentarse de hojas y frutos pueden llegar a ser considerables en viveros y plantaciones jóvenes
Los Huevos son depositados normalmente de forma aislada en los brotes vegetativos, principalmente en el envés de las hojas. Su forma es oval y aplanada con la superficie reticulada, de color blanco-amarillento y su tamaño es de 1×0.6 mm.
Las Larvas son de color verde brillante y constituyen el estado más dañino del insecto. Se han descrito seis estados larvarios, que se diferencian por la anchura de su cápsula cefálica. Recién nacidas son de color amarillento, virando a verde brillante a medida que crecen, alcanzando los 2cm de longitud en su máximo desarrollo. Se diferencian de otras larvas desfoliadoras del olivo por su tonalidad uniforme y translúcida.
La forma de Pupa se denomina “crisálida” por tratarse de un lepidóptero. Es fina y sedosa, suele encontrarse entre la hojarasca del suelo, envuelta en un capullo sedoso de color blanco-grisáceo. Destaca una pequeña quilla en el dorso del tórax.
En su estado Adulto se trata de una mariposilla que alcanza los 3cm de envergadura, siendo fácilmente reconocible por su uniforme color blanco nacarado con borde color hueso.
Daños directos:
Son producidos por las larvas al alimentarse de hojas y frutos.
Los daños más importantes se localizan principalmente en plantones en viveros y árboles en formación, destruyendo la parte terminal de los brotes.
En menor medida afecta también a las aceitunas, ya que con poblaciones muy altas se alimentan de su pulpa.
Daños indirectos:
Las heridas ocasionadas por esta plaga facilitan la entrada de otros patógenos (hongos, bacterias, etc,)
Medidas preventivas y culturales:
  • Utilizar material vegetal sano procedente de viveros o semilleros autorizados. El Pasaporte Fitosanitario debe conservarse durante un año.
  • Colocar trampas de feromonas y trampas de luz que ayuden a la detección de los primeros vuelos de adultos.
  • Abonar de forma equilibrada para evitar exceso de vigor. Evitar exceso de abono nitrogenado.
  • Favorecer la proliferación de poblaciones de insectos auxiliares, racionalizando el uso de productos fitosanitarios.
Criterios de intervención:
Normalmente la mayoría de los árboles jóvenes soportan la presencia de esta plaga sin necesidad de que se intervenga. Sólo en plantones o en árboles injertados, en el caso de encontrar un gran número de larvas, y siempre que haya daños recientes en los brotes, sería necesario intervenir con productos químicos. Se recomienda llevar a cabo tratamientos sobre árboles jóvenes con 5 % de brotes atacados. Son excepcionales los casos en los que sería aconsejable el tratamiento de árboles en producción, ligados a producciones con destino a aderezo. Sólo se recomienda intervenir a partir de la formación del fruto en caso de presencia de daños recientes en yemas y brotes productivos, como forma de evitar el paso de las larvas al fruto. Esta situación es más peligrosa cuanto menos brotes vegetativos tiernos existan en ese momento.
El criterio de intervención aquí recogido es orientativo.  Los ajustes o modificaciones de éste deben ser realizados por el Técnico responsable de la explotación, bajo cuya responsabilidad debe aplicarse el control de la plaga.
Control con productos fitosanitarios:
El Registro Oficial de Productos Fitosanitarios limita el uso de cada producto fitosanitario a determinados cultivos y plagas / enfermedades sobre los que se han realizado los estudios pertinentes que garantizan que su aplicación (siguiendo las instrucciones de uso expuestas en la etiqueta de cada producto) minimiza los riesgos y garantiza su eficacia.
Plazo de seguridad.
Usar las dosis y técnicas autorizadas (pulverización normal, espolvoreo, etc…).
Recomendaciones en casos de intoxicación o accidente.
Seguir medidas preventivas según la clasificación toxicológica y eco toxicológica del producto.
Limpieza y eliminación de envases vacíos según la recomendación del fabricante.
Uso sólo en el cultivo para el que esté expresamente autorizado.
Aplicar un plaguicida haciendo caso omiso de estas restricciones puede acarrear graves riesgos para el cultivo, agricultor, medio ambiente y los propios consumidores.

Consulta su aplicación al olivo, asi como consejos para un control eficaz (incluyendo control biológico)