Sudáfrica, uno de los paises productores de aceitunas mas alejados de la cuenca mediterránea, opta por dirigir la mayoría de su producción hacia el aceite de oliva

La industria de aceitunas en Sudáfrica, es relativamente joven, en comparación con los países mediterráneos, donde los olivos se han cultivado durante siglos.
Los primeros olivos cultivados fueron plantados por Jan van Riebeeck en su granja Boschenheuvel en ciudad del cabo, en 1661 pero cayo en el abandono otros 200 años hasta principios del siglo XX. En 1907, un granjero de Paarl recibió la primera medalla de oro por su aceite de oliva en la Feria de Londres.
La industria de aceite de oliva empezó a desarrollarse bajo la guía del inmigrante italiano, Fernando Costa a partir de diferentes cultivares importados. Desde entonces la industria ha crecido enormemente, y hoy hay más de 300 olivareros y productores en el país.

Algunos de los productores de aceite de oliva del africano del sur han recibido varios premios internacionales y son comparados muy favorablemente con el resto de los productores internacionales.

El cabo occidental es una de las zonas más populares en Sudáfrica para el cultivo de los olivos, debido al clima que es muy similar a los países del Mediterráneo. El cultivo en el país está creciendo a un ritmo de mínimo del 20% anual, convirtiéndose en uno de los subsectores de mayor crecimiento en la agricultura sudafricana.
El consumo de aceite de oliva en Sudáfrica ha aumentado enormemente en los últimos años. La mayor parte del aceite de oliva es importado, aunque las hectáreas en producción de aceite de oliva local aumentaron aproximadamente un 140% desde 2004.
Tradicionalmente, el productor sudafricano se concentró en plantaciones de aceitunas de mesa, pero esta situación en los últimos años ha cambiado en beneficio del aceite de oliva.
Las variedades de aceitunas de mesa más extendidas en Sudáfrica son: Mision, Noccellara, Manzanilla, Barouni y Kalamata (“SA Olives Industry Association”)

 

Fuente

Breve reseña sobre el pasado y el presente del cultivo de aceitunas en Sudáfrica

En relación con Europa y el Mediterráneo, la historia de la olivicultura en Sudáfrica muy joven. Jan van Riebeeck plantó los primeros dos olivos cultivadas en el Cabo en su granja en 1661. Sin embargo, el fruto del olivo no fue aprovechado durante otros 200 años.En 1907 un agricultor de Paarl recibió una medalla de oro al “mejor aceite de oliva producido en el Imperio Británico” en el Salón de Londres. La industria de la aceituna luego comenzó a desarrollarse bajo las instrucciones del inmigrante italiano, Ferdinando Costa, que imporó y propagó  olivos de distintos  cultivares.

Desde entonces, el crecimiento ha sido exponencial y hoy hay en Sudáfrica más de 300 olivareros y productores  de aceites de oliva de Sudáfrica que son  comparados  muy favorablemente con los mejores del mundo como lo demuestran numerosos premios internacionales recibidos.

En contraste con países tradicionalmente consumidores de aceite de oliva, donde el consumo per cápita de aceite de oliva oscila entre 12 – 24 L, el promedio de Sudáfrica es de 80 ml ​​(0,08 L) . Esto pone de relieve la enorme oportunidad de crecimiento y expansión en este país. El consumo total de Sudáfrica es de + -3,5 millones de litros, de los cuales la producción local es actualmente inferior al 20%.

En cuanto a las variedades que se cultivan en Sudáfrica  para Aceitunas de mesa tenemos las siguientes:

Arauco: Variedad autóctona Argentina aunque es de origen español. Un árbol muy resistente que puede soportar altas temperaturas y condiciones de sequía. Es especialmente tolerante a suelos salinos, pero sensible a bajas temperaturas. Las aceitunas reaccionan muy bien procesada tanto en verde como en negro con aspecto muy similar a Kalamata.

Barouni: originaria de Túnez, aunque se ha plantado poco en Sudáfrica. Tiene un contenido de aceite muy bajo. Procesado en estilo español, estas aceitunas presentan un aspecto magnífico, sin embargo no son apropiadas para su procesado como negras naturales.

Bella de España: También conocida como Gordal Sevillana o Sevillano, se encuentra principalmente en la provincia de Sevilla, en España, y se ha plantado ampliamente en los EE.UU,  en Sudáfrica,  la aceituna es muy demandada sobre todo por su tamaño. Es muy delicada de prceso y hay que poner atención por su rápida pérdida de textura.

Cerignola: Frutos excepcionalmente grandes, de ahí su demanda, su forma es elipsoidal con una punta pronunciada en la parte inferior de la oliva – de ahí el nombre dado a esta variedad en Australia. Se procesa al estilo español como  aceituna verde. Cuando está totalmente madura adquiere un color marrón.

Gordal: Esta variedad que es originaria en España, tampoco se ha plantado extensamente en Sudáfrica, con ellas se preparan unas maravillosas aceitunas verdes estilo español.

Kalamata: Este nombre ha sido adoptado por la variedad Kalamon griega que se cultiva principalmente en el sur del Peloponeso en Grecia. Es la segunda variedad mas cultivada en Grecia (después de la variedad Conservolea) y constituye un punto de referencia como aceituna negra natural.. La demanda de esta variedad está creciendo internacionalmente. Las aceitunas se cosechan cuando están maduros, se procesan ​​de forma natural en salmuera y la carne mantiene su textura firme característica.

Manzanilla: Es una de las más ampliamente cultivadas en España y además también lo es en Sudárica. Se considera la variedad por excelencia para la preparación de aceitunas verdes, y aunque con la madurez, se ablandan los frutos, sin embargo la gama de coloración desde el rosa al vileta, junto con su carnosidad, hacen que sea muy apreciada también como negra natural.

Misión: Es la variedad de olivo más antiguo establecido en California, introducido desde Méjico. Ampliamente cultivada en Sudáfrica a menudo como un olivo de doble propósito. A pesar de que madura muy tarde, el fruto se mantiene firme en su madurez y es ideal para el procesamiento en negro. Muy aceptable su producto como aceitunas negras naturales.
Ascolana: Esta variedad no se cultiva mucho en Sudáfrica por sus necesidades de suelos y riego. Sus frutos también se procesan como aceitunas verdes estilo español.

Entre las variedades aceiteras se pueden citar:

Koroneiki, Barnea, Coratina, Frantoio, Leccino, Arbequina y Hojiblanca(las habituales)

Sudafrica: Un pais puntero en minería comienza a ser emergente en Aceite de Oliva y Aceitunas

Aunque la minería es uno de los recursos más importantes y famosos del pais sudafricano, también los recursos agricolas son muy importantes. Ya es conocido en el mundo como productor de vino y empieza a serlo como productor de Aceitunas de mesa y más especialmente de Aceite de Oliva.
El cultivo de aceitunas se inició a comienzos del siglo XX, pero es, a partir de 1980 cuando se inicia una nueva olivicultura, que a principios del presente siglo ha permitido producir Aceite de Oliva de Calidad distinguido en Europa con distintos galardones desde entonces.
Comparada con la capacidad de los grandes productores de Aceitunas y Aceite de oliva, la de Sudafrica es aun insignificante, pero ya en Aceite de Oliva producen el 20% de su consumo local. El resto es importado, básicamente desde España.
No existen datos fehacientes de producciones en el COI, ni otros organismos afines.
Los sudafricanos actualmente están plantando importantes extensiones de olivos tanto para elaboración de Aceitunas de Mesa como de Aceite de Oliva. Se estima que aumentan a un ritmo de un 20% anual, de forma que su producción se duplicaría cada cinco años.
Las variedades que se están plantando son clásicas: Coratina, Frantoio, Leccino, Barnea, Koroneiki, Favoloza, Mission, Kalamata, Noccelara di Belice y Manzanilla.

Las mayor parte de las plantaciones en explotación se encuentran en la zona del Western Cape, cuyo clima es ideal al ser muy parecido al clima Mediterráneo.
La disponibilidad de mano de obra sudafricana permite la relocección manual, es decir, pueden cosechar aun cuando los frutos están muy maduros minimizando el daño de cosechadoras y sistemas mecanizados. La recolección en condiciones climatológicas normales acaece entre Marzo y Julio.
La ventaja de los productores sudafricanos con respecto a los europeos y mediterraneos, estriba en su latitud, aunque tienen la competencia de los paises sudamericanos ofertando tambien en las mismas fechas como Argentina, Chile y Perú.

En cuanto a las Aceitunas de mesa, que fueron el principal producto de los primeros olivos sudafricanos ya centenarios, se puede decir de las informaciones consignadas que elaboran 3 estilos:
  • Aceitunas Verdes tipo español a partir de las variedades Manzanilla y Nocelara di Belice
  • Aceitunas Negras Naturales tipo griego con las variedades Kalamata, Koroneiki y Mision.
  • Aceitunas Negras Naturales maceradas con hierbas aromáticas tales como romero, ajo etc.

Estaremos atentos al futuro desarrollo de la olivicultura de este pais. Ya disponen de una Asociación de productores para defender sus interses comunes